El circuito de Jeddah se ha estrenado en el calendario de la Fórmula 1 con una clasificación que ha dejado momentos de máxima tensión. Lewis Hamilton ha conseguido la pole. Bottas le acompañará en la primera línea y Verstappen se tendrá que conformar con el tercer puesto de salida tras un fatídico error en la Q3.

Arabia Saudí se ha sumado a la moda de los “petro GPs” con el circuito urbano de Jeddah. Tras iniciar su construcción en marzo de este año, muchos dudaban de la viabilidad de la penúltima fecha del calendario de Fórmula 1. Sin embargo, los tiempos parecen haberse acelerado y apurado al máximo y el circuito se muestra plenamente operativo.

El circuito de Jeddah ha sido testigo de una de las clasificaciones más emocionantes de la temporada. Un trazado urbano en el que los pilotos deben pasar a centímetros de los muros para poder conseguir en mejor tiempo sector tras sector. Mucho tráfico en la última curva del circuito ha sido la constante durante la Q1 en la que no ha habido demasiadas sorpresas. Los dos Haas, los dos Aston Martin, que habían sido muy lentos durante todo el fin de semana, y el Williams de Latifi han caído a las primeras de cambio.

La Q2 se mostraba esperanzadora para Carlos Sainz que había logrado buenas sensaciones en la primera sesión de clasificación. Fernando Alonso, por el contrario, no se ha sentido nada cómodo en el Alpine durante el fin de semana. El susto de la sesión ha venido de la mano de Sainz. El piloto madrileño perdió el control de su monoplaza en la zona más rápida del circuito y la suerte ha querido que no chocara con los muros. Aún así, su Ferrari sufrió un pequeño daño en el alerón trasero y finalmente se quedó fuera de la Q3 con Fernando Alonso.

Una Q3 de infarto

Comenzaba la hora de la verdad con todo por decidir. La sesión en la que los pilotos deben arriesgar al máximo para lograr la mejor posición de cara a la carrera. Con menos tráfico en la pista, los pilotos han podido disfrutar de vueltas más limpias, pero no exentas de sustos y peligro.

Verstappen fue el primero en poner su tiempo en lo más alto. El piloto de Red Bull logró la mejor marca del fin de semana. Poco le duró la alegría al líder del mundial pues primero Hamilton y luego Bottas lograron mejores tiempos que él. Comenzaba Verstappen su último intento sin posibilidad de fallo. Con los primeros dos sectores y la mayor parte de la pole en el bolsillo, el holandés se equivocó en el último sector y su coche impactó con el muro.

A pesar de ser un circuito urbano, el de Jeddah es un circuito donde los coches de Fórmula 2 han demostrado que se puede adelantar. Un trazado en el que la mayor parte del tiempo se pasa con el pedal del acelerador a fondo. Con sólo dos carreras para terminar el mundial más apretado de todos los tiempos, Verstappen y Hamilton tendrán que arriesgar al máximo para terminar el fin de semana con los objetivos cumplidos.

Deja un comentario