‘La guerra del mañana’ es la acción que merecemos

Prime Video parecía haberse quedado algo atrás frente a otras plataformas como Netflix o Disney+. Estrenos mundiales como el de Luca o La liga de la justicia de Zack Snyder han hecho que las plataformas de vídeo streaming se muestren como una alternativa real al cine. Prime Video acaba de estrenar quizá su mejor baza de cara al verano, La guerra del mañana con Chris Pratt como protagonista.

La trama se asemeja a la de Al filo del mañana. Hay unos extraterrestres que invaden la tierra y desde el futuro se hace un llamamiento para reclutar personal del presente y poder ganar así la guerra. Así pues, gente de todo el mundo en 2022 viaja al 2051 para luchar contra los púas blancas, una suerte de monstruo alienígena indestructible que sólo busca comida en la tierra.

Lo cierto es que además de la trama, algo que atrae al espectador es la presencia de Chris Pratt, actor reconocible por sus apariciones en películas como Guardianes de la galaxia, Los vengadores, o Jurassic World. Su personaje es Dan Forester, un antiguo soldado que combatió en la guerra de Irak y ahora es científico. Frustrado con su presente, el profesor de biología muestra desde el principio una clara intención por medrar en su carrera profesional.

No obstante, casi nada de esto tiene importancia en el desarrollo posterior de la película. Desde que Dan Forester es reclutado de manera forzosa, la acción invade la pantalla y el espectador acompaña a Chris Pratt al 2051. Un mundo devastado y dominado por la aparición de los púas blancas en el que quedan poco más de medio millón de personas. A partir de ahí, explosiones, disparos, muerte y destrucción.

También hay una importante dosis de humor que se agradece. El personaje interpretado por Sam Richardson aporta un toque cómico incluso en los momentos de más tensión. Sin embargo, desaparece a mitad de la cinta y no será hasta el final de la misma cuando volveremos a disfrutar de algún chiste y escenas cómicas.

Fotograma de La guerra del mañana. Vía Prime Video

Se está comentando mucho la incongruencia de la trama con respecto al viaje en el tiempo. Y es cierto. En el momento del reclutamiento se explica que el tiempo es una especie de río y sólo tienen dos balsas que fluyen en una dirección de tal modo que únicamente se puede desplazar el tiempo de un lugar a otro, pero no regresar ni avanzar. Así pues, las personas que siguen vivas en el 2051 no pueden viajar al futuro por la aparición de una posible paradoja temporal. Sólo son reclutados aquellos que morirán antes de ese año.

La película no pretende ser un largometraje memorable. Ofrece muy buenas escenas de acción y un pequeño drama familiar medianamente conseguido. Bebe de la tradición de Alien y la tensión que se genera en diferentes escenas es elogiable. De igual modo que el diseño de los púas blancas. Son criaturas terroríficas que se muestran avanzada la película, elemento que ayuda a entender el miedo de los reclutas.

La guerra del mañana es una película para disfrutarla, tomar asiento y acomodarse frente a la pantalla. La película tiene fallos y agujeros de guion evidentes, pero no por ello deja de ser un buen producto para aquellos que disfrutan con la acción.

David Jiménez Flores
Un hombre libre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: