Una temporada atípica

La temporada ha acabado. Y quizás sea una de las más entretenidas y expectantes de la última década. Las competiciones europeas han tenido campeones que no solían estar en el podio desde hace años. Y después de mucho trabajo han conseguido romper la dinámica de sus respectivas competiciones. Además, los dominadores habituales han dejado sus posiciones jugándose incluso estar en competición europea la temporada que viene.

Comenzando por Inglaterra, aunque el Manchester City haya salido campeón, la tabla deja posiciones muy sorprendentes. El Liverpool, que parecía desterrado para la Champions, ha conseguido su plaza para la siguiente campaña. Y el Leicester, que ha sudado la gota gorda para acabar con una temporada de ensueño, se queda con un sabor agridulce después de ganar la FA Cup, pero quedarse en Europa League. Y fuera de Europa queda el Arsenal, que ha tenido otra frustrante temporada más para la historia.

En España, la dinámica se ha roto por fin. El Atlético de Madrid ha sido Justo merecedor del trofeo liguero, aunque casi se le atraganta este final de temporada. Con el Madrid pisando los talones, el equipo rojiblanco ha conseguido mantener la cabeza fría y saber aguantar esa presión. Pero lo cierto es que no se recordaba una temporada con tal emoción. Hasta hace poco menos de dos semanas, Atlético, Real Madrid, Barcelona y Sevilla estaban separados por apenas tres puntos y la competición pudo tener cuatro ganadores diferentes.

En Italia, el Inter de Milán ha destronado a la Juventus de Cristiano Ronaldo. Una Juve que ha ido siempre ha tirones esta temporada y dejando una imagen muy mejorable en numerosos encuentros. Apostó por un Pirlo virgen en cuanto a los banquillos se refiere y ha acabado pagándolo. Pero ha conseguido esa plaza Champions para la próxima temporada dejando fuera al Nápoles. Mientras tanto, Antonio Conte ha sabido conducir a la gloria a un Inter que llevaba ya tiempo en busca de este trofeo. Líder de principio a fin, con una dupla de ensueño y con un equipo muy reforzado, el Inter volvió a la pole de la Serie A tras 11 años de sequía.

En Francia, la ilusión y el trabajo duro han podido con la fortuna petrolera del PSG. El lujo y los jeques se han visto sobre pasados por un Lille que volvía a hacerse con una Ligue 1 casi diez años después. Liderados por Burak Yilmaz, el equipo francés ha sabido sufrir hasta el final para ganar la liga por un punto. Un PSG que no está contento con la temporada y que puede ver como su joven estrella, Kylian Mbappé, pone rumbo a Madrid. Incluso dando gracias de poder vender al jugador, que quedaba libre la temporada siguiente.

Dejando a un lado los colores y las afiliaciones, no cabe duda de que el aficionado al fútbol ha disfrutado con esta temporada. Con una tremenda emoción hasta el final, se acaba la segunda temporada marcada por el coronavirus. Los aficionados han podido volver a ocupar sus butacas en los estadios y el ruido ha vuelto a los terrenos de juego. Ahora se presenta uno de los mercados de fichajes más esperados de los últimos años. Muchos equipos van a pasar por una tremenda renovación que los reconduzca a la gloria. Pero, antes de hablar de fichajes y renovaciones, la Eurocopa ya está aquí. Señoras y señores, abróchense los cinturones que vienen curvas.

Deja un comentario

Arturistas
A %d blogueros les gusta esto: