Es un hecho. La Superliga europea es ya una realidad. Un nuevo proyecto de competición liderado por los mejores equipos de Europa ha nacido hoy. Un nuevo formato de la Champions League, creado a espaldas de la UEFA, que comenzará a circular para el año 2024. Pero, ¿es realmente necesario este formato?

La Champions tradicional como la conocemos hoy en día va a desaparecer. La competición europea pasó de ser en abierto a emitirse por las televisiones privadas. Algo que nos rompió ese vínculo que teníamos cuando llegabas del colegio y sabias que ese día había Champions. Terminabas los deberes y estabas toda la tarde pensando en cómo iba a jugar tu equipo. Los compañeros de Televisión Española primero, y los de AtresMedia después se encargaron a todos de hacernos un poco más felices.

Pero llegó el dinero y el fútbol en abierto se acabó. Las televisiones privadas se hicieron con el deporte rey y ahora ese pequeña emoción que teníamos de niños, ha disminuido un poco más. Algo que va a ocurrir con este nuevo formato de la competición más prestigiosa de la historia. Opiniones a parte, la competición va a funcionar de la siguiente manera.

En ella van a participar 20 equipos, de los cuales 15 son los fundadores de este nuevo formato. El Milán, el Arsenal, el Atlético de Madrid, el Chelsea, el Barcelona, el Inter de Milán, la Juventus, el Tottenham, el Manchester United, el Liverpool y el Manchester City. Los cinco restantes accederán a la competición en función del rendimiento que hayan dado la temporada anterior.

Se comenzará en agosto, dividiendo a los equipos en dos grupos de diez. En esos grupos se jugarán partidos de ida y de vuelta. Al final, se clasificarán los tres primeros de cada grupo y los que terminen en cuarta y quinta posición jugarán una especie de repesca a doble partido. Los cuartos de final y las semifinales también serán a ida y vuelta. La final será a un único partido.

Pero esto no parece quedarse aquí ya que la idea es que una vez comience a rodar en el fútbol masculino también se introduzca en el fútbol femenino. La estructura de la competición será la siguiente: Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, será también presidente de la Superliga. Los vicepresidentes serán Andrea Agnelli (Juventus) y Joel Glazer (Manchester United).

Sin embargo esto no parece que vaya a quedarse así. La UEFA ha amenazado duramente a todos aquellos equipos que jueguen la Superliga europea. Afirman que todo aquel que lo haga “no podrá jugar ninguna otra competición a nivel nacional europeo o Mundial”. Quienes estarán fuera de esta competición y de esta guerra que se avecina entre Superliga y UEFA son PSG y Bayern. Ambos equipos no van a participar, de momento, en la nueva competición.

El fútbol del futuro se aproxima y los valores que a él le representan están más en duda que nunca. Con este proyecto, las competiciones domésticas corren mucho peligro y los equipos más modestos tienen el riesgo de quedarse en la quiebra si no reciben suficientes ingresos. Más que un avance, parece que el fútbol se queda más estancado que nunca.

Deja un comentario