Su vuelta sería un error

Son muchos los rumores que han puesto a Cristiano Ronaldo de vuelta en Madrid. La operación es viable. 25 millones costaría traer al jugador de vuelta. Jorge Mendes estaría encantando con la operación, Cristiano no la vería con malos ojos y Florentino se lo piensa. Sin embargo, traerlo de vuelta sería un grave error.

Tanto Cristiano como el Real Madrid están pasando un momento complicado. La salida del portugués no ayudó a nadie y es fácil captar el arrepentimiento de ambas partes. Pero no hay que alarmarse. El Real Madrid volverá al lugar que le corresponde y lo hará con Cristiano o sin Cristiano. Preferiblemente sería mejor si lo hace sin él.

Traer de vuelta a Cristiano Ronaldo supondría cerrar definitivamente la puerta a Mbappé y Haaland. El portugués no aceptaría ser un suplente de dos niños que apenas han empezado a dislumbrar, sobre todo en el caso del noruego. Cerrar la puerta a estos dos astros, supondría la llegada de Haaland al Barcelona y la renovación de Mbappé o una marcha a la Premier League. En el caso del Madrid, seguiría bajo los mandos de Cristiano, pero con un fin más próximo de lo que muchos se imaginan.

Cuando Cristiano se fuese de nuevo, el Madrid tendría que pasar otra vez por un proceso de reforma. Y viendo como está siendo este proceso actual, si se puede evitar uno nuevo, mejor. Aunque es cierto que la presión de jugar en el mejor club del mundo no es fácil de llevar, estas dos nuevas estrellas mundiales parecen no tener miedo a echarse toda una institución a las espaldas.

Juventud y liderazgo. Dos palabras clave que se manejan siempre en las oficinas del Santiago Bernabéu. Volviendo con Cristiano, el Real Madrid se ha catalogado siempre como un club con valores. Valores que Don Santiago Bernabéu consiguió implantar con sudor y lágrimas. Y traer de vuelta a Cristiano sería tirar por la borda más de 100 años de historia.

El Real Madrid ha dejado claro siempre que no hay nada ni nadie por encima del club. Ningún jugador vale más que el Real Madrid. Y eso es lo que hace especial al club blanco. Y no solo eso, sino que la propia afición madridista sería muy dura y crítica con el club si esos valores se perdieran.

La afición del Bernabéu no es de las más intensas, pero es exigente como la que más. No tiene pudor ni mano blanda. Cuando el Bernabéu comienza a pitar, más de uno puede darse por aludido. La afición siempre ha tenido la palabra cuando algo no ha gustado y nunca se ha mordido la lengua en ese aspecto.

Se avecina un nuevo templo en el paseo de la Castellana. Y el club debe presentar un equipo que se esté a la altura de ese nuevo estadio que parece que estará listo mucho antes de lo esperado. Haaland y Mbappé son los elegidos, pero el nombre de Cristiano Ronaldo abarca mucho fútbol. No obstante, no está de más recordarle a Florentino que, las segundas partes, nunca fueron buenas.

Deja un comentario

Arturistas
A %d blogueros les gusta esto: