Calle Reyes Católicos

La Ponencia del Nomenclátor de Barcelona ha decidido poner el nombre de mujeres referentes de la ciudad en el callejero: Ana María Matute, Margarita Rivière, Concepción Aleixandre, Anna Domènech, Elisa Moragas y Dolores Batlle. Estas seis mujeres merecen la incorporación y ayuda al objetivo de «feminizar» el callejero. Pero, evidentemente, para poner nuevos nombres tienes que quitar otros anteriores con algún motivo. Algunos sustituyen a lo que según el consistorio es «franquista» por lo que, a priori, no causaría demasiado problema. Pero hay un caso más problemático y es que la futura calle con el nombre de la maestra Elisa Moragas sustituye a la Calle Reyes Católicos.

Calle de Elisa Moragas - Calle de Elisa Moragas - decidim.barcelona
Via decidim.barcelona

Los Reyes Católicos es el nombre que se otorga a la pareja de reyes Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla. De este matrimonio surge la unión de ambas coronas y será el primer paso para la futura aparición de una única entidad política.

Cuando Fernando se casa con Isabel es Príncipe de Sicilia y heredero de la Corona de Aragón mientras que, su futura esposa, esta desheredada. A la muerte del rey de Castilla, Enrique IV, Juana de Castilla o «la Beltraneja» e Isabel se disputarán el trono. Este conflicto, que será llamado la Guerra de Secesión, acabará con el triunfo de Isabel y la Paz de Alcaçobas concediendo un perdón general y asentando las bases del entendimiento con el reino luso. Por su parte, Fernando, cuando hereda la Corona de Aragón, recibe un reino en declive económico y con Cataluña recién salida de una guerra.

Durante su reinado se produjeron las Cortes de Toledo saneando la Hacienda Pública y determinando la intervención real en los nombramientos episcopales. Se reorganiza la Chancillería de Valladolid reforzando la Santa Hermandad que será una «policia rural», germen del ejército permanente. Se nombró Arzobispo de Toledo a Francisco Jiménez de Cisneros que reformó el clero de su diócesis, reformó la orden, sufragió la Universidad de Salamanca, la Biblia Políglota y campañas como la de Orán. También organizaron la administración de justicia de forma centralista y con distritos. Se dividió el terreno en dos chancillerías, la de Valladolid y la de Granada, y, por último, sistematizaron las fuentes del derecho y la jurisprudencia con las Ordenanzas Reales de Castilla.

Para poder expandirse necesitan, primeramente, homogeneizar la Península por lo que deben dirigir la «última cruzada de la cristiandad», conquistar el Reino Nazarí de Granada. Este conflicto formó el ejercito castellano moderno y afianzó la administración y fiscalidad estatal. Hasta 1499 se les tolerará y se dará un proceso de asimilación. En ese año, se acaba la política de tolerancia provocando un levantamiento en las Alpujarras que Fernando aplastará. Tras la toma de Granada, Aragón se expande por el Mediterráneo y Castilla por el Magreb y Atlántico.

La Rendición de Granda, Francisco Pradilla, 1882

En el siglo XV se producirán conversiones masivas de judíos hacia los que habrá, pese al rechazo por la falsa conversión y el poder, cierta defensa de los monarcas. El 1 de noviembre de 1478 crean los Reyes, un organismo que permita separar los conversos reales de los conversos falsos, la Inquisición. Este organismo cuenta con ciertas novedades como el anonimato en las acusaciones, la no intervención del obispo, la dependencia del poder real y la posibilidad de poder apelar a Roma. Tras la Conquista de Granada se busca afianzar aún más y unificar el país en base al catolicismo y la lucha contra el no cristiano por lo que se expulsa a los conversos.

Por último, cabe destacar que el 12 de octubre de 1492 se descubre América germen del Imperio Español y descubrimiento, para Europa, de un nuevo continente. Cuando Fernando fallece en 1516 ha sido rey de Aragón, de Castilla, de Sicilia, de Nápoles, de Cerdeña, de Navarra y regente de la Corona Castellana. Por su parte, Isabel será reina de Castilla y, gracias a su matrimonio con Fernando, reina consorte de Aragón, Valencia, Mallorca, Cerdeña, Sicilia, Nápoles y condesa consorte de Barcelona.

Elisa Moragas merece una calle en la ciudad Condal sin duda, pero no se debe quitar la de los Reyes Católicos. Es una calle no demasiado grande ni principal e, históricamente, esta pareja de monarcas cuenta con un papel fundamental en la Historia. Si reducimos su figura a lo más mínimo, han sido Condes de Barcelona ya sólo para la historia de la ciudad y de la comunidad tienen su valor. Además la figura de Isabel es un personaje femenino, fuerte y de peso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: