Fichen con lógica

El pasado 23 de septiembre, Luis Suárez abandonó en Barcelona con rumbo a Madrid. El club blaugrana (y Koeman) cerraban las puertas a uno de los mejores jugadores de la historia del club. La revolución de Koeman se basaba en la juventud. El propio técnico holandés lo afirmó en una entrevista. “Cuando tengo un jugador de 30 años y otro de 22, con el mismo rendimiento, pongo al de 22 porque eso es futuro”. Aunque Koeman no ha podido hacer la revolución que hubiese querido, si ha mostrado tener palabra y cumplir con esas declaraciones.


Sin embargo, el retorno de Laporta a Can Barça ha llegado con la bolsa llena de jugadores que podrían llegar al club en verano. Y uno de los nombres es el Kun Agüero. Un jugador que parece estar más entusiasmado por subir vídeos a su cuenta de YouTube que por jugar al fútbol. Y lo más interesante de este asunto es que se trata de un delantero con 32 años de edad, tan solo dos menos que Luís Suárez.


La misión principal del presidente es conseguir que Leo Messi se quede en el Barcelona. Pero, ¿vería Koeman con buenos ojos traer a un delantero, totalmente fuera de su nivel y con una edad más que avanzada? Cabe recordar que uno de los motivos de prescindir de Luís Suárez fue su avanzada edad. Viendo el nivel de ambos delanteros esta temporada, el Barcelona no solo habría dejado marchar, prácticamente gratis, a un jugador que está saliéndose en un rival directo, sino que además estaría dispuesto a pagar por uno de la misma treintena y con un nivel, a día de hoy, muy inferior al del uruguayo.


El propio jugador del Manchester City se dejaba querer en las redes sociales. “¿El Barcelona?, vamos a aguantar, todavía estamos en el City”, decía el jugador argentino en su streaming. Una clara idea que demuestra que podrían haberse iniciado conversaciones entre ambas partes y que da esperanzas a los seguidores culés.


Viendo esta política de fichajes que trae Laporta, deja claro que el Barcelona tiene aún mucho que trabajar. La esperada eliminación en Champions ha sido un duro golpe y el club no debería precipitarse a la hora de traer caras nuevas… solo para satisfacer a Messi. El club necesita pensar en un futuro sin el astro argentino y centrarse más en la mentalidad de Koeman. Con Eric García ya en el bolsillo, lo primordial ahora es reforzar el ataque con sangre joven y predispuesta tras la posible marcha de Messi y la hecatombe que está siendo Griezmann.


Koeman no es de los que se anda con rodeos. Es un entrenador directo y con mano dura. Pero si realmente acepta la llegada de un jugador de 32 años, sus palabras habrán quedado en papel mojado e incluso su confianza en entredicho. No ha duda, en las oficinas blaugranas se está cociendo una vuelta a la grandeza, pero antes de actuar, Laporta debería escuchar a Koeman y olvidarse de las “próximas leyendas”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: