Viuda del dripping

Si ser una mujer que se dedica al arte es complicado, abrirte un camino siendo «la mujer de Pollock» lo es más. No es que «Mrs Pollock» no pinte bien, no tenga una obra interesante o no sea relevante, es simplemente que su marido opaca sus posibilidades de brillar. El cowboy, duro referente del expresionismo abstracto, era considerado por la revista Life, en 1949, como el artista vivo más importante del momento mientras su pobre esposa quedaba a su sombra.

Pollock nació en Cody en 1912. Su obra más característica y que suele ser objeto de estudio es su creación realizada entorno a los años cincuenta. Unos años antes empezó una relación con su futura esposa tras exponer ambos en McMillen Gallery. Destaca por su técnica de dripping que da ese aspecto tan característico a sus cuadros y que nos permiten reconocer su autoría. En vida gozó de fama, pero tuvo diversos episodios de alcoholismo y ciertos problemas. Todo esto desembocó en un accidente de tráfico y su fallecimiento, en 1956, con sólo 44 años. Se cree que pudo ser un suicidio.

«La esposa de Pollock», «la viuda del expresionismo abstracto» o la pintora que «pinta tan bien que no parece mujer» se llama Lee Krasner. Lee nació en Brooklyn en 1908, en una familia de judíos rusos que actuaron de forma indiferente ante su vocación artística. Estudió en la Washington Irving High que en ese entonces era la única escuela pública en que podía realizar cursos de arte. Posteriormente estudió en la Cooper Union y en la National Academy of Design. En estos años firmó sus obras como Lenore Krasner. Fue becada para estudiar con Hofmann siendo alumna aventajada. En esta educación artística cabe destacar que tuvo ciertas dificultades: largos desplazamientos, no poder tener la misma formación que un hombre y tener que trabajar a la vez que estudiaba.

Lee Krasner, The Eye is the First Circleis, Vía Art Market Monitor.

Gracias al New Deal, empezó a realizar trabajos pintando murales gigantes a partir de dibujos de otros artistas. Allí se convirtió en jefe de equipo y uno de los integrantes de este equipo sería su futuro esposo. En 1945 se casa con Pollock y se mudan a Long Island. Allí su marido desarrolló el Dripping muy influenciado por los consejos y estilo de Krasner. Estar casado con Pollock era complicado. Por un lado, artisticamente, la ensombrecía impidiéndola destacar y, por otro lado, Pollock tenía episodios de ira explosiva, alcoholismo y relaciones extramatrimoniales. Esto último hizo que cada vez tuvieran una relación matrimonial más distante. Cuando Pollock fallece en un accidente automovilístico acompañado de su amante, Lee está en Europa por lo que tiene que volver y hacerse cargo de la herencia de su marido. Esto le permite seguir creando libremente pero, a su vez, debe ocuparse de su legado. Greenberg es un crítico con poder que pensaba que la Fundación de Pollock sería dirigida por él, pero ante la negativa de Lee se dedicó a intentar boicotear su carrera. Lee Krasner falleció en 1984 con 75 años.

Lee Krasner, Combat, Via Pollock-Krasner Foundation

La obra de Krasner va cambiando con el tiempo. Constantemente la artista explora y experimenta. Primeramente realiza obras figurativas para ir acercándose a la abstracción, posteriormente collages, largas series y, por último, pinturas horizontales de vivos colores, contornos marcados, papeles y líneas curvas. Produjo mucho, pero no se conserva ya que la artista destruía piezas que no la satisfacían o que deseaba incorporar a sus collages.

Pese a ser una artista con una obra muy interesante y una vida de lucha por abrirse un hueco en el mundo del arte, hasta hace poco ha sido olvidada y aún hoy, el conocimiento general de su obra y el valor mercantil de esta no está al mismo nivel que de sus coetáneos como Rothko o su marido. Pese a esto cada vez se intenta recuperar y valorizar más esta figura del arte abstracto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: