Conte y la oportunidad de destruir su creación

El Inter de Milán de Antonio Conte depende de sí mismo para ganar el Scudetto. Líder y con 59 puntos, el Inter podría ganar la Serie A diez años después. La última vez que lo hicieron fue de la mano de José Mourinho. Parece que la fórmula de Antonio Conte vuelve a funcionar una vez más. Ese 3-5-2 que tantas alegrías ha dado al entrenador italiano. Una formación propia de un tipo como él que solo piensa en ganar. Pero lo cierto es que Antonio Conte está a un paso de destruir lo que él mismo creó en la temporada 2011/2012: la hegemonía de la Juventus.

La Juventus de Turín no pasa su mejor momento. tener a Cristiano Ronaldo como líder, acompañado de la veteranía de Buffon y de la mano del gran Pirlo no ha sido suficiente. Pero lo cierto es que toda esta década de dominio bianconeri comenzó con Antonio Conte, alcanzó su punto álgido con Allegri, se desestabilizó con Sarri y parece haberse derrumbado con Pirlo.

Conte creó un sistema en la Juventus que llevó al equipo a ser una gran apisonadora. Sistema que más tarde continuó Allegri y que lo pulió a la perfección. Conte comenzó con Buffon, Chiellini, Bonucci, Barzagli, Cáceres, De Ceglie, Pirlo, Marchisio, Vidal, Matri y Vucinic. Su compatriota Allegri, mantuvo a la portería y al trío defensivo, y cambió a Cáceres por Lichsteiner y a De Ceglie por Alex Sandro. En el centro del campo, Marchisio pasó a un segundo puesto con la llegada de Pogba, aunque volvería al once tras la marcha de Vidal. Y finalmente Morata y Tévez formaron una delantera de ensueño.

Así fue. Allegri llegó a dos finales de Champions y mantuvo líder a la Juventus durante prácticamente todo su mandato. La llegada de Cristiano lo cambió todo. La Juventus dejó atrás el sistema de tres defensas y el equipo pasó a jugar para un solo jugador. Allegri supo reformarlo, pero Sarri no supo llevar esa batuta dentro del vestuario juventino.

Hoy, Antonio Conte parece que vuelve a empezar lo que un día se convirtió en el dominio de toda una década. El sistema es el mismo, 3-5-2 que puede convertirse en un 3-4-1-2 si Eriksen da un paso al frente y se coloca como mediapunta. Por lo que el once titular suele ser Handanović, Skriniar, De Vrij, Bastoni, Hakimi, Young, Brozović, Barella, Eriksen o Sensi, Lukaku y Lautaro. Once jugadores muy distintos a los que tuvo Conte en la Juventus, pero que parecen tener muchas cosas en común.

Lo que se creó en 2011 para poner fin a nueve años de sequía en la Serie A para la Juventus, parece haber vuelto en 2021 para poner fin a diez años de vacío para el Inter en la Serie A. Dos equipos distintos pero con un pasado y un presente conectados entre sí por un mismo entrenador. Juventus, Chelsea, la selección italiana e Inter de Milán. Todos ellos fueron campeones con Conte, a excepción del banquillo nacional. Lo que ha unido Conte, que no lo separe el fútbol.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: