Más que tres puntos

Es día de derbi, pero no de un derbi cualquiera, se trata de un derbi diferente. Posiblemente sea uno de los más importantes en los últimos años porque hay algo más que tres puntos en juego. Puede ser un golpe sobre la mesa para los del Cholo en su «partido a partido» por la liga, al igual que los blancos se pueden reenganchar completamente a la pugna por el título. Pase lo que pase, ni uno ni otro será campeón tras el pitido final del árbitro. Igual que tampoco eran campeones los rojiblancos hace unas jornadas cuando tenían once puntos de ventaja y dos partidos menos en la manga.

Cuando era pequeño odiaba que llegasen los días de derbi. No era necesario, en absoluto. Todas las temporadas eran seis puntos asegurados que tenía el Real Madrid antes de comenzar la liga. La defensa era un coladero; había goles antes del primer minuto, goles de todas las formas y colores. Es jodido crecer sin ver a tu equipo ganar a su máximo rival. Catorce años tuvieron que pasar para romper esa maldición, pero menuda manera de romperla. Aquel 17 de mayo de 2013 disfruté como un niño no tan niño ya. Si le dicen a mi yo de seis años que íbamos a estar dentro de diez peleando de tú a tú contra el Madrid por ganar ligas y copas de Europa no me lo hubiese creído.

Como manda la situación actual, será un partido a puerta cerrada. Estoy seguro que en un partido como el de hoy las gradas del Metropolitano marcarían el primer gol. De todos los partidos que han habido durante este año de pandemia el que más expectativas tendría por ver a la grada empujando a su equipo es este. Mientras tanto, conciertos, teatros y manifestaciones tienen lugar todos los findes de semana, eso si, de manera reducida. Esta tarde el Wanda Metropolitano más que un estadio de fútbol parecerá un centro de salud en el que se inyectan vacunas mientras en el verde se disputa uno de los mejores partidos de la temporada. Es una especie de esos sueños raros que a veces tenemos las personas en los que nada tiene que ver con la realidad, pero esta realidad es muy diferente. Ojalá el Bernabéu no estuviese en obras, porque posiblemente un pequeño grupo de privilegiados podría asistir a presenciar este encuentro en el Metropolitano. Mientras las obras sigan en Concha Espina, no veremos a los aficionados en los estadios. Pero ese es otro tema aparte.

Clasificación de la Liga Santander. Vía SofaScore

Como decía antes, ni hace unas jornadas era el Atlético campeón ni hoy después de la siesta lo será uno u otro. Todavía quedan 36 puntos en juego. Por eso, más que tres puntos, hoy se juega dar un golpe moral para las jornadas que restan. Con el Barça acechando cuando parecía estar muerto cualquier cosa puede pasar aún.

De antemano, antes de que empiece el partido, puedo asegurar que habrá polémica sea cual sea el resultado, pues, ¿qué es un derbi sin polémica?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: