La gala de los Globos de Oro de este año se celebró la pasada madrugada del lunes. La 78º edición fue presentada por las comediantas Amy Poehler y Tina Fey un año más, pero con la diferencia de que esta vez no compartían escenario y cada una se encontraba en una parte de Estados Unidos.

Este 2021, los premios anuales entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood han tenido que adaptarse a las circunstancias provocadas por el COVID. Una de las galas más lujosas que se celebran todos los años han transformado su formato para evitar así las aglomeraciones de sus asistentes habituales. 

Se celebró de manera telemática donde se pudieron ver versiones muy distintas de la característica alfombra roja que precede a la gala. Y es que, aunque muchos mantuvieron la etiqueta y, a pesar de estar en sus casas, se vistieron con vestidos y trajes lujosos, otros aparecieron con pijama y sudadera. La famosa actriz Jodie Foster recogió su premio a Mejor actriz dramática por “The Mauritanian”, desde el sofá de su casa junto a su mujer y su perro, vestida con un pijama de Prada. En la posterior sala de prensa admitió que “Estos son los mejores Globos de Oro, los mejores”.

Los únicos asistentes a la gala de Hollywood fueron los trabajadores de primera línea y esenciales que han hecho frente a la pandemia estos meses en Estados Unidos. Todos ellos se realizaron las pruebas necesarias y mantuvieron sus mascarillas durante todo el evento. Los nominados acudieron virtualmente desde sus casas u hoteles alrededor de todo el mundo.

Se ha observado la ausencia de las famosas estatuillas que se reparten a los ganadores. Y es que, estos se enteraban en el momento de quién era el ganador, por tanto, no había tiempo de llevar los premios a las diferentes partes del mundo donde se encontraban los ganadores. La veterana actriz Jane Fonda si que pudo recibir el premio Cecil B. DeMille a toda su trayectoria de seis décadas al ser una de las pocas que asistió presencialmente a la gala.

Otra cosa que también se ha echado en falta han sido las famosas afterparties celebradas después de la gala, donde acudían no solamente los asistentes a los premios, sino también celebridades americanas. Este año cada uno ha pasado la post-gala como ha podido desde su casa, como ha mostrado la actriz Kaley Cuoco a través de las redes sociales. 

La gran triunfadora de la noche fue la serie The Crown, que ganó todos los premios de las categorías a las que estaba nominada. Consiguió el premio a Mejor serie dramática, Emma Corrin se llevó el Globo de Oro de Mejor actriz de drama por su interpretación como Princesa Diana, Josh O´Connor a Mejor actor por su papel como príncipe Carlos y Gillian Anderson por Mejor actriz de reparto de una serie por su actuación como la ex primera ministra británica Matgaret Thatcher. Netflix salió ganando esa noche, ya que también recibió el Globo de Oro a Mejor Miniserie su entrega “Gambito de Dama”, cuya protagonista Anya Taylor-Joy recogió además el premio de Mejor Actriz de una Miniserie.

Entre otros ganadores se encuentran películas como Nomadland (Mejor película de drama), Borat (Mejor musical-comedia), Soul (Mejor Película de Animación). Chloé Zhao se convirtió en la segunda mujer en hacerse con el premio de la categoría de Mejor director. También el actor Chadwick Boseman recibió el Globo de Oro póstumo al Mejor actor en una película de drama por su papel en la entrega de Netflix Ma Rainey’s Black Bottom. La cantante Laura Pausini ganó su primer Globo por su canción Io sí de la pelísula The Life Ahead.

Deja un comentario