La hipocresía de la UEFA

En los partidos de ida de las primeras eliminatorias de Champions y Europa League hemos visto cómo los equipos que se han enfrentado a clubes ingleses han jugado en un campo neutral. Esto se debe a que varios países, entre ellos España, han cancelado todos los vuelos procedentes del Reino Unido por motivo de la creciente expansión de la cepa británica del Covid-19.

Partiendo de la base de que lo primordial en estos tiempos es la salud, no parece una idea muy extravagante. De hecho es lo más sensato, más aún viendo que últimamente la sensatez en el mundo brilla por su ausencia. Pero los máximos mandatarios del fútbol europeo han vuelto a hacer de las suyas.

Atlético de Madrid, Real Sociedad, RB Leipzig y Benfica, entre otros, no podrán disputar los partidos de locales en su propio estadio debido a las mencionadas restricciones. Sin embargo, estos equipos sí que jugarán en Inglaterra sus respectivos partidos como visitantes. De esta manera, los equipos ingleses no pueden viajar a los países en los que se les ha vetado el viaje, pero los equipos citados sí que podrán viajar a Inglaterra, disputar un partido de fútbol y posteriormente regresar a su país. Absurdo cuanto menos.

La solución más factible no parece tener muchos quebraderos de cabeza: tanto los partidos de ida como los de vuelta se juegan en un campo neutral y todos contentos. Así se garantiza la salud y ambos equipos juegan en igualdad de condiciones.

De hecho, esta proposición se llevará a cabo en el partido Arsenal-Benfica de Europa League. Los lusos no tendrán que desplazarse a Londres para jugar el partido de vuelta, sino que el encuentro se disputará en Grecia, concretamente en el estadio del Olympiacos. De igual manera el partido de ida se disputó también en campo neutral, en este caso en Roma. ¿Qué le costará a la UEFA llevar a cabo esta solución al resto de cruces perjudicados?

En cuanto a lo meramente deportivo, aunque en tiempos de pandemia el factor campo, a priori, no tenga mucha relevancia al estar las gradas vacías, siempre se adquiere una ligera ventaja al jugar en tu campo en el que conoces todos los límites del verde, estás acostumbrado al clima y no requiere un desplazamiento kilométrico en avión.

Si hablamos en términos de seguridad, la opción que ha tomado la UEFA es absurda y demente. El Chelsea no puede viajar a Madrid por las restricciones, correcto, se busca otra sede y a jugar. Pero el Atlético sí podrá desplazarse a Inglaterra (recuerden, zona de peligro por la cepa británica) y hacer el mismo viaje de vuelta a Madrid que el club inglés no pudo hacer.

Por el momento habrá que esperar a ver si estas decisiones de bombero retirado tienen repercusión en los resultados de los equipos, pero sin duda parece ser que la UEFA no es capaz de poner en relación los términos salud e igualdad competitiva y una vez más ha generado una polémica de la nada.

One thought on “La hipocresía de la UEFA”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: