Colaboración ciudadana frente a los estragos causados por «Filomena»

La borrasca Filomena ha traído consigo copiosas nevadas que han derivado en situaciones de extrema urgencia. Los expertos meteorológicos no encuentran un antecedente similar en España desde hace sesenta años. La nieve caída ha colapsado el acceso a carreteras en múltiples ciudades del centro y este peninsular dando lugar a estampas históricas. Sin embargo, los problemas derivados de la acumulación de nieve, ahora convertida en hielo, no han hecho más que crecer.

Decenas de quitanieves se afanan por retirar la nieve de las carreteras y calles para que los ciudadanos puedan retomar su vida y volver al trabajo allí donde no hay metro. Este es el caso de la localidad de Cabanillas del Campo ubicada en las cercanías de Guadalajara y a escasos kilómetros de Madrid.

Los vecinos de esta localidad han echado mano de sus palas, picos, rastrillos y demás herramientas que tenían en casa para liberar sus calles de nieve y poder continuar con sus vidas. La retirada de nieve por parte del ayuntamiento no ha podido alcanzar todos los puntos del municipio por lo que muchas calles se han llenado de gente que ha trabajado duro para volver a la normalidad.

Tractor retira nieve de la Calle Acebo en Cabanillas del Campo

A pesar de la maquinaria utilizada, muchas calles seguían siendo intransitables para la mayoría de vehículos particulares. Han tenido que ser los vecinos cargados con un gran sentimiento de comunidad y ganas de trabajar los que han limpiado el asfalto. El Ayuntamiento de Cabanillas del Campo ha repartido suministros de sal entre los vecinos para evitar las temibles heladas.

Los vecinos finalmente han conseguido limpiar por completo calles y, sumado al trabajo realizado por la maquinaria pesada, mañana podrán volver a acudir a sus centros de trabajo.

David Jiménez Flores
Un hombre libre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: