El liderato sigue que arde, y el Mallorca llegaba a un Alfredo Di Stéfano donde el Real Madrid se lo jugaba, ante las necesidades de puntos de los bermellones.

RESUMEN DEL PARTIDO

Zidane decidía revolucionar con un 4-4-2, en el que cabían tanto Benzema y Hazard, junto con Bale y Vinicius, y con Modric y Valverde en el medio. Mientras que continuaba en la convocatoria de los isleños el jovencísimo Luka Romero, expectante por debutar.

Las primeras ocasiones, y como está siendo costumbre en estos primeros partidos, cayeron del lado blanco, en concreto, la primera fue de Benzema, que detuvo el portero Manolo Reina, al igual que la siguiente de Bale.
La réplica fue de un disparo de Idrissu Baba, que consiguió detener y ponerse a punto Thibaut Courtois, que no intervino más en el partido, prácticamente.

Sin embargo, y tras una dudosa y posible falta sobre Dani Rodríguez de Carvajal, Vinicius marcó con una definición por encima de Reina, que fue la acción que resaltó e hizo estallar la polémica. Otra acción polémica, fue la posible expulsión de Sergio Ramos, que acabaría en amarilla, y que tampoco fue muy resaltada.

La segunda parte fue más calmada, pero el Madrid no podía relajarse, aunque el Mallorca no lleve muy bien eso de marcar goles.
Y ese tanto acabó llegando, procedente de las botas de Sergio Ramos, de falta, siendo esta la primera anotación del Real Madrid por medio de una falta en más de un año y medio.

Los cambios e fueron sucediendo, y más allá de un buen Kubo, y un Varane que sigue inexpugnable, todos queríamos que Vicente Moreno sacase al jugador más joven en poder debutar en La Liga, Luka Romero, que con 15 años y 219 días debutó en el Alfredo Di Stéfano, de la mano de Mallorca, aunque pocos balones tocó el denominado como el nuevo Messi mexicano.

Este resultado deja con menos esperanzas aún a un Mallorca en caída libre, y con el goal-average perdido con equipos directos como el Leganés, que dificulta aún más su salvación.

JUGADORES DESTACADOS

  • Sergio Ramos: Un partido muy correcto por parte del camero, al cual el gol le ha aupado a hacer un mejor partido que su compañero de zaga, Varane. Ha conseguido marcar de falta, y sellar otra victoria para los de Zidane, que continúan dependiendo de ellos mismos.
  • Takefusa Kubo: Sigue siendo la letra destacada en el mar de números que es la plantilla del Mallorca. El japonés lideró el ataque, moviéndose por donde le placía, y sorteando rivales casi con total efectividad.
  • Vinicius Jr.: De nuevo eléctrico y rápido, junto a Ferland Mendy perforó la banda izquierda del campo de manera absoluto. Consigue marcar, y en una definición que nadie hubiese esperado.
    Está en un estado de forma tremendo.