La polémica derrota a un Leganés que no deja de luchar

El Barça buscaba seguir con una racha que les continuase dejando a un mínimo de dos puntos del Real Madrid, y le consiguieron; aunque eso sí, sufriendo en momentos del partido y a costa de un Leganés, que mostró una imagen mejor de la que esperábamos, pero a los que le siguen faltando gol.

RESUMEN DEL PARTIDO

Volvía el planteamiento del vasco Aguirre con defensa de cinco, y con las líneas compactas y adelantadas, buscando un objetivo que sí funcionó, y era el de no sufrir demasiado en defensa. Por su parte, el Barcelona sorprendía con la incorporación al once de Ansu Fati, y la suplencia de un brillante Martin Braithwaite.

Contra todo pronóstico, el conjunto catalán salió con un mar de dudas en su juego, algo que aprovecharon los de Aguirre para causar miedo con dos ocasiones muy claras, en las que Miguel Ángel Guerrero no consiguió acertar a portería, o más bien, no lo consiguió, pues en la primera fue rechazada por Lenglet en la línea de gol, y la posterior oportunidad golpeó en el poste.
A partir de ahí, el Barcelona tomó la iniciativa, pero la defensa numantina del Leganés y valiente a la vez, desbarataba constantemente los pases al espacio. Pero uno de los aspectos que destaca a este Barça es el desgaste que provoca en los rivales, lo que le costó claro al Lega, que encajó el primer gol al filo del descanso, por medio de un disparo pegado al palo de Ansu Fati.

Así, los de Setién ponían en ventaja al Barça y dejaban tocado a un Leganés que las había tenido, y muy claras.

La segunda parte fue por el mismo camino, el cuadro catalán tenía la posesión pero no hacía ningún daño a un Leganés que seguía muy ordenado y poniéndole las cosas muy díficiles a los de Setién que no encontraban la manera de cerrar el partido. Setién retiró del campo a su mejor jugador en el partido, Ansu Fati, para meter a Luis Suárez, una decisión algo extraña, no por meter a Suárez sino por quitar al único que conseguía romper la muralla pepinera. La entrada de Suárez consiguió activar a Leo que empezaba a adquirir mayor protagonismo en el partido, primero dio un excelente pase a Semedo para que éste asistiera a Griezmann que anotó, pero era fuera de juego, con lo cual no subió el tanto al marcador. Un minuto después de que se anulara el gol, Messi arrancó, se fue de Rubén Pérez y provocó un penalti bastante dudoso que el árbitro no dudó en señalar. Como era de esperar Messi no falló el penalti y puso el 2-0 que dejó al Leganés prácticamente sin opciones de sacar algo positivo de la Ciudad Condal.

A partir de ahí hubo cambios en ambos conjuntos, la entrada más destacable fue la de Riqui Puig que jugó bastante bien los minutos que tuvo. El partido fue decayendo, sin mucho ritmo ya, hasta que en el descuento Aguirre fue expulsado por Martínez Munuera tras haber emitido un silbido para despistar a los jugadores y sacar ventaja. Tres puntos con los que el Barça obliga a ganar al Madrid si no quiere descolgarse, otra derrota más del Leganés que tendrá que seguir luchando con uñas y dientes para mantener la categoría.

JUGADORES DESTACADOS

  • Rodri Tarín: Sólido en defensa y cubriendo los errores de su compañero Awaziem en diversas situaciones. Un central muy físico que es muy lastrado por las lesiones, pero que ha demostrado una calidad irrefutable, y más contra el que fuera su club.
  • Ansu Fati: Gracias a su gol cerca del descanso, el Barça allanó el camino hacia una victoria que se le había puesto un poco complicada. Tiene movimientos de auténtico crack y a sus 17 años ya es capaz de decidir partidos como demostró anoche.
  • Lionel Messi: De lo único destacable del Barça ayer junto a Ansu. Un arrancada suya propició el penalti que significaría el 2-0. Aunque no fue su mejor partido, Leo siempre es Leo.