El Real Madrid vence con claros y sombras

La victoria del día anterior por parte del Barça obligaba a los de Zidane a ganar para continuar en la quema por el título, y lo hicieron, a costa de un Eibar que sigue en su senda de esta temporada, plantando cara a los grandes y veremos si también a los rivales directos, como no ha hecho en exceso esta temporada.

RESUMEN DEL PARTIDO

Si la jornada había albergado una cierta cantidad de goles tempraneros, el partido del Real Madrid no iba a ser menos, y Kroos se encargó de enjaular el balón en la portería de Dmitrovic con un soberbio disparo al primer toque directo a la escuadra, dejando una posibilidad nula para que el serbio pudiese pararla.

Después de esto, el Eibar pareció redimirse y disparó varias veces a portería, pero el acierto del Madrid les volvió a azotar ya en el minuto treinta, por medio de una gran jugada, iniciada y finalizada por Sergio Ramos, que recorrió 70 metros para acabar marcando.
Y tan solo unos minutos después, con el equipo armero desconcentrado por el mazazo del gol, Hazard dispara a portería, pero el despeje de Pedro Bigas le llegaba a Marcelo, que al primer toque la reventaba a la red, para sentenciar virtualmente a los de Mendilibar.

La segunda parte dio un vuelco completamente inesperado, ya que se esperaba un derrumbe del Eibar, pero contra todo pronóstico, el equipo vasco comenzó a atacar, también apoyados con las piernas frescas que se añadieron al campo, como Pedro León, que a punto estuvo de marcar; pero el encargado de recortar distancias fue Pedro Bigas, que de manera involuntaria, y tras un disparo de su compañero, le rebotó en la espalda y entró, aunque el VAR tuvo que intervenir para dar la validez al tanto.

Después de esto no hubo mucho más que comentar, pues se descafeinó el partido ante la imposibilidad del Eibar de marcar el 2º, que no llegó.
Así el partido finalizó, con un Real Madrid desolado y desanimado durante el segundo tiempo, y un Eibar que continúa en su senda.

JUGADORES DESTACADOS

  • Eden Hazard: Volvió tras meses a los terrenos de juego, y volvieron a asediarle a base de patadas, en la que una a punto estuvo de provocarle una recaída, tanto así que se retiró del terreno de juego.
    Fue constante y habilidoso en ataque, se divirtió con Róber Correa y asistió a Ramos, aparte de casi marcar en el gol de Marcelo.
  • Edu Expósito: Fue de menos a más, el ex del Depor comenzó la segunda parte de la misma manera que su equipo, enchufado, y de no ser por Courtois hubiese marcado el primero con un zambombazo, ha demostrado que merece estar en Primera.
  • Toni Kroos: Más allá de lo que aporta el gol, fue muy correcto durante el encuentro, repartiendo pases al espacio y por alto a las bandas, y haciendo las labores de creador cuando Casemiro faltaba para sacar el balón.