El Bayern vence, pero el alirón tendrá que esperar

El Bayern de Munich ha vencido hoy al Borussia Mönchengladbach. Los de Flick han jugado un encuentro bastante complicado, pero final han conseguido sacar un buen resultado. No obstante la victoria del Dortmund tras el gol de Haaland en el minuto 94 hace que el líder tenga que esperar para celebrar el alirón.

La primera parte comenzó con un traspiés para el conjunto visitante. A los diez minutos de partido Thuram se marchaba lesionado y entraba en su lugar el delantero suizo Embolo. A pesar de este contratiempo, el equipo de Marco Rose supo plantarle cara al Bayern. En el minuto 16 el equipo visitante marcaba el primero de la mano de Hofmann, pero el VAR anulaba el gol por fuera de juego. Sería entonces el líder de la Bundesliga el que pusiera el primer gol del partido. El joven jugador de la cantera bávara, Zirkzee, aprovechaba un error garrafal de Sommer y adelantaba a los suyos. Sin embargo, el Borussia Mönchengladbach llegaba poco pero con peligro. Tanto es así que en un centro lateral llegaría el empate siendo Pavard el autor del gol tras enviar su despeje dentro de su portería.

La segunda parte comenzó con las revoluciones de ambos equipos bastante más altas que en la primera mitad. A esto se le sumó las continuas llegadas del equipo de Rose. Ambos conjuntos disputaban un gran partido pero la balanza seguía equilibrada. Pero tras un buen centro de Pavard, Goretzka ponía el 2-1 en el luminoso y, de esta manera, daba al Bayern la victoria en el minuto 86.

Otra victoria más del Bayern que sorprendió con la titularidad tanto de Zirkzee como de Cuisance, ambos con gran protagonismo en el partido. El líder demuestra que esta liga también es suya y tiene a tiro las dos competiciones domésticas.