Demasiado inepto para tanto racismo

Puede que haya gente que piense que todos los actos que están ocurriendo a lo largo de nuestro mundo en defensa de las vidas de personas negras sean excesivas, sobre todo, debido al alegato que muchos sostienen, y es que ha sido una sola persona la que ha fallecido; sin embargo, muchas veces olvidamos que no es el cuánto ni el quién, sino el cómo y el por qué de lo sucedido.
Y es que, los asesinatos en EE.UU a personas negras suelen bastante más brutales, o de igual manera, solo por el color de su piel, llevando así al extremo el racismo, donde se convierte en xenofobia, que es algo grave que no comprendemos la influencia que puede llegar a tener en la sociedad, llegando a grupos de ultras por ejemplo, que es donde quiero llegar a parar: al fútbol.

ITALIA: BRILLA POR SU AUSENCIA DE CIVISMO

No ha sido la primera vez en este curso en el fútbol en el que el racismo azota un campo. Sin ir más lejos, organizaciones y ligas como la Serie A, realizaron campañas de prevención y erradicación de estas conductas en sus estadios, principalmente potenciadas por los insultos que había recibido el futbolista del Inter de Milán, Romelu Lukaku. Sin emabrgo, él no ha sido el único, y es que, otros como Mario Balotelli, Franck Kessié, Dalbert Henrique, Kalidou Koulibaly, Blaise Matuidi o Sulley Muntari son algunos de los casos más recientes en la Serie A, una liga que parece seguir permitiendo que grupos de extrema-derecha campen a sus anchas dentro de los templos de este deporte en Italia, y que son los principlaes culpables de estos hechos, destacando por encima de todos campos como el del Cagliari o los aficionados de la Lazio, cuyos berenjenales van más allá de la xenofobia.

Y esto no es todo, ya que en Italia estos casos se remontan hasta el 2005, como el del futbolista del Messina, Marc André Zoro, dispuesto a parar el partido por los cánticos que recibía por parte de la afición del Inter, tuvo que ser parado por otros dos futbolistas de raza negra, Luis Adriano y Martins; y desde entonces no han cesado los casos en el país transalpino.

ESPAÑA NO SE LIBRA

Aparte de las manifestaciones que están sucediendo ahora mismo en nuestro país a causa del movimiento causado por la muerte de George Floyd, y de las que algunos están tildando de hipócritas…, España no ha destacado nunca por ser un país con pensamientos retrógrados en el mundo del fútbol, todo esto, hasta que llegó el pasado mes de enero, cuando algunos de los hinchas del RCD Espanyol, hicieron cánticos de carácter racista hacia Iñaki Williams, jugador español del Athletic Club, que después se reivindicó en redes sociales y declaraciones públicas, tomando LaLIga cartas en el asunto, prohibiendo a los aficionados causantes de estos hechos la entrada a ningún estadio de Primera División. (Todo esto, apoyados por la RFEF y la Comisión Antiviolencia).

Sin embargo, cuando todo parecía estar solucionado, pareció en escena una figura política, Bertrand Ngongo, más conocido como “el negro de VOX”, el cual es un afiliado muy conocido de la formación ultra-derechista, y que dedicó las siguientes palabras a un tweet del futbolista del Athletic:

“Venga ya Iñaki, en serio consideras racismo que te llamen NEGRO!? Eres negro, juegas en primera división, con una vida completa, mismas oportunidades que cualquier blanco. Muchos negros murieron para que tengas todas estas gracias y lloras porque te han llamado NEGRO!?”

Bertrand Ngongo, militante de VOX

Esto sentó como la gota que colmó el vaso, pues nadie debe sentir que es odiado por el simple hecho de ser diferente, porque si lo pensamos, nadie es igual que nadie, entonces, ¿deberíamos burlarnos todos de todos?
Evidentemente, no.
Por suerte, nuestra sociedad es cada vez más evolucionada, pero existen personas que no lo ven así, y deberemos continuar teniéndolas en nuestro presente. Aun así, y como me dice mi padre a veces, “Siempre habrá personas que harán tu camino más largo y pesado” Tan solo debemos dejar que se ahoguen en su propia “basura”, pues erradicarlos es más que imposible.

BUNDRESPECT

Por último, cabe destacar la gran obra que han llevado a cabo la Bundesliga y sus jugadores en honor a la memoria del estadounidense asesinado por un policía, George Floyd, que han activado e protocolo de un minuto de silencio arrodillándose en el círculo central, al igual que muchos otros han utilizado cintas o camisetas de apoyo y de ánimo a la causa.

Al igual que los clubes de la Bundesliga, el Liverpool lo hizo en sus entrenamientos, siendo uno de los pocos clubes que ha tomado la iniciativa.

Resumiendo, no es normal ni corriente en una persona con sentido común pensar en que el color de la piel importe, que se debe clasificar por razas, y no por el valor de las personas, y cuando eso llega a ámbitos de fama popular como el fútbol, o los deportes en general, se convierte en un completo descontrol.