El Bayern de Munich ha ganado hoy al Bayer Leverkusen por 2-4. Los de Flick han cuajado un enorme encuentro en donde Thiago volvió a los terrenos de juego. De esta manera se pone a diez puntos del Borussia Dortmund y obliga a éstos a ganar si quieren pelear por la Bundesliga. Por otra parte un Leverkusen que arriesgó mucho con el planteamiento de hoy y que le ha traído graves consecuencias.

La primera parte comenzó con una presión muy buena del Bayern pero que se apagó tras el gol de Alario. El jugador del Leverkusen batió a Never por el palo corto y adelantó a lo suyos. Sin embargo fue un simple espejismo de lo que sería el encuentro. Poco a poco el equipo capitaneado por Müller comenzaría a mostrar su juego. Tanto es así que en el minuto 26, tras un robo de balón de Goretzka, éste dio un pase en profundidad a Coman para poner el empate en el marcador. La primera mitad se acercaba a su fin y el Bayern de Munich se encargaría de finiquitar el partido. Primero Goretzka tras una buena contra del equipo visitante y después Gnabry en el minuto 45 a pase de Kimmich dejaban el marcador con 1-3 al descanso.

Comenzaba la segunda parte y el Leverkusen, consciente de su atrevimiento al poner a Bailey y Alario de carrileros, decidió cambiar su planteamiento. Demirbay, Wirtz y Wendell entraban a la vez para dar aire al equipo. No obstante, no cambiaron mucho las cosas. Un Bayern más calmado, tuvo que esperar hasta el ecuador de la segunda mitad para volver a encontrar portería. Esta vez sería Lewandoski el que con un remate de cabeza pusiera el 1-4. Y en el minuto 88, el jovencísimo jugador Florián Wirtz, con un buen zurdazo al que Never no pudo hacer nada ponía el 2-4 definitivo.

De esta manera concluiría un encuentro dominado en todos los aspectos por el Bayern de Munich. Un Bayern donde destacaron Boateng, Davies y Coman, entre otros. En el bando contrario, el Leverkusen metió presión con ese tempranero gol de Alario pero que no fue suficiente para detener a este Bayern que ya toca con mimo su octavo título de liga consecutivo.