¿Debe el entrenador del Real Madrid seguir? Para mí no. Sin ninguna duda, esto no quita que nos haya dado abundantes alegrías y nos haya dado muchos títulos importantes cerrando una de las mejores etapas del Real Madrid Club de Fútbol o la mejor. He sido muy crítico con Zinedine Zidane siempre. Considero que comete algunos fallos graves y que tiene numerosas lagunas en lo táctico, pero también hay que reconocer el buen trabajo que ha realizado en el banquillo del Real Madrid estas cuatro temporadas.

Es el segundo entrenador con más títulos del club merengue y no creo que fuese solamente porque coincidió con Cristiano Ronaldo, como achacan muchos de los aficionados del club. Zidane trajo una filosofía renovada que fue muy positiva tanto para la gestión del grupo como para el rendimiento de los jugadores en el campo. Es el primer entrenador que vi que separaba al club en dos; tuvo un equipo A, que era el más constante, que jugaba los partidos más importantes, y un equipo B; que era el que hacía que el A descansara y estuviese bien dosificado para llegar bien físicamente al final de la temporada. El equipo B funcionaba casi a la par que el A, con jugadores muy importantes para Zinedine como por ejemplo el tridente Asensio, Morata y Lucas Vázquez.

También debo reconocer que no me esperaba para nada la reacción tan seria que tuvo el equipo después de la nefasta pretemporada pasada y supongo que parte de la culpa la tuvo Zidane, levantando al equipo y motivando a todos a seguir confiando. Además, fue capaz de recuperar la mejor versión de Kroos, Casemiro y Modric cuando peor estaban y se hablaba ya de su salida. Incluso nos sorprendió a todos cuando confió en Isco frente al Paris Saint-Germain y volvimos a ver una de sus mejores versiones cuando ya lo dábamos por perdido.

Sin embargo, siempre he pensado que Zizou no tendría que haber aceptado la oferta de volver el banquillo blanco. En mi opinión, el club debió apostar por alguien que empezase todo desde cero e hiciese una revolución en la plantilla o en el sistema de juego.

Creo que el marsellés esta vez no está gestionando los minutos de sus jugadores de forma óptima como él hacía años atrás ya que peca mucho de poner siempre a sus favoritos y no darle apenas oportunidad a gente que realmente se lo merece como por ejemplo Mariano o Brahim. También se equivoca en mi opinión la mayoría de las veces decidiendo el once inicial y la convocatoria. Todos sabemos que con Mendy, Casemiro y Valverde juntos somos un muro casi infranqueable, pero muy pocas veces coinciden en el once inicial. Para colmo, ganamos o damos muy buen nivel en los partidos importantes, pero contra los equipos más débiles nos dejamos una barbaridad de puntos y damos un nivel pésimo.

Por añadidura, considero que fue claramente el culpable de la derrota en Copa del Rey contra la Real Sociedad poniendo a ese once con jugadores que han jugado un par de partidos sin ni siquiera estar adaptados al juego del equipo. Además, casi hemos tirado la Champions League y vamos por el mismo camino con La Liga.

Por todo esto, creo que necesitamos a otro entrenador y confío poco en Zidane aunque nos haya dado mucho en el pasado. Veremos como acaba el año que aunque los resultados no acaban de convencer a la hinchada madridista todavía tiene muchas opciones de conseguir un excelente palmarés y queda mucho por lo que luchar.