En estas semanas, es muy habitual que los bulos invadan las redes sociales y consigan su cometido: desinformación y mentiras.

En una época donde tenemos que estar más unidos que nunca y evitar los reproches, fakes news como la que podemos observar a continuación intentan desmantelar una situación que no existe a favor de un grupo ideológico.

En este bulo, se nos intenta advertir de la supuesta situación real que el Gobierno de España está llevando a cabo con la compra de test fallidos. En esta cadena de Whatsapp se pretende dar nombre a las presuntas empresas que están generando un mayor número de test para apaliar la crisis sanitaria.

Además, señalan que la ocultación de dicha información sea a causa de un nombre controvertido ligado a una de las empresas: Rosario Cospedal, hermana de Maria Dolores de Cospedal. En dicho mensaje, se sugiere que el Gobierno “sectario” (tal y como lo denominan) no aceptó la oferta de la entidad dando a entender que fue de esta manera por ser familiar de una persona de la oposición.

No obstante, podría resultarnos difícil identificar una noticia falsa de una verdadera. Existen muchos métodos y páginas que nos ayudan a estar informados ante los divulgadores del pánico y del odio. Por ello, te explicaremos con detalle por qué esta información no es verídica y, finalmente, algunos consejos con los que poder estar bien informados.

El Gobierno compra y los hospitales hacen pedidos

GENOMICA es una compañía española en Diagnóstico Molecular fundada en 1990, filial de Pharma Mar. Por su parte, Certest Bioteca es una entidad creada en 2002. Ambas se encargan de desarrollar test de diagnóstico de múltiples enfermedades, como es el caso en esta crisis del Covid-19, esenciales fuentes de recursos primarios para detercar el virus.

Una investigación llevada a cabo por la plataforma maldita.es aseguran que existe un trabajo entre Gobierno, hospitales y empresas de diagnóstico, donde es necesaria la comunicación y el aporte pertinente que cada parte puede otorgar: “es el Gobierno quien hace la compra, los hospitales hacen los pedidos y nosotros les suministramos”, aseguran desde PharmaMar.

Asimismo, esta empresa confirma que la colaboración con el Gobierno central es óptima y entera y que, como contrariamente difunden en el bulo, no han tenido ningún tipo de veto por la relación familiar entre la directora, Rosario de Cospedal, y Maria Dolores de Cospedal.

De la misma forma, reiteran que sus test no son los conocidos como “test rápidos”, sino los PCR, los cuales, a diferencia de los primeros, dan los resultados en dos o tres horas.

PharmaMar, en el siguiente tweet, asegura que están siguiendo las indicaciones del Gobierno poniendo a disposición del Estado toda su producción, tal y como se pidió desde el Ministerio de Sanidad.

Una vez habiendo comprobado la información de manera directa con una de las partes implicadas, podemos afirmar que el mensaje de Whatsapp anteriormente mostrado en dicho artículo es falso, pues el Gobierno no ha realizado ninguna sanción ideológica a PharmaMar por la vinculación que existe entre la que fuera la Secretaria General del Partido Popular y la directora de la empresa.

La información es poder y, por esta razón, la sociedad es frecuentemente bombardeada a fakes news y desinformación. Es muy importante contrastar la información siempre que sea posible y si no estamos verdaderamente seguros de lo que leemos u oímos. A esto también se le suma la difusión, igual de peligrosa y condena que quien realiza la primera divulgación.

Por esta razón, ¿cuál es un buen método para estar bien informados?

Te contamos algunos consejos que pueden servirte de utilidad y, de esta manera, contribuir a una sociedad limpia de mentiras y bien informada.

Una de las opciones a las que muchos acuden es a la web que hemos citado con anterioridad, maldita.es, un verificador de información que está especializado en bulos. Es una forma fácil y rápida de resolver las dudas que se nos pueden presentar al ser posibles víctimas de desinformación.

Para los que cuenten con un mayor tiempo libre o, simplemente, les guste investigar por su propia cuenta, cuentan con la opción de verificar los datos por uno mismo. En esta posibilidad puede entrar tanto la investigación individual como la colectiva, recurriendo a plataformas como Twitter, donde, en numerosas ocasiones, el trabajo comunitario ayuda a desmantelar bulos.

También, existen otros recursos como Google Imágenes, que nos da la posibilidad de hacer una búsqueda inversa de imágenes para saber si realmente corresponden con el suceso que se afirma o con otros totalmente distintos. Otros servicios parecidos tanto para imágenes como vídeos dudosos que pueden ser de utilidad son IJNET o TinEye.

Por muy buena que sea la intención de la persona que nos envía el mensaje, es fundamental verificar la fuente original de dicha información. Además, una vez verificada, es primordial frenar la propagación informando a esta persona y a otras a las que puedan llegarles el bulo.

Es trabajo de todos y todas, porque recuerde: la información es poder.