La Conferencia Episcopal ya tiene nuevo presidente: Juan José Omella

Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, ha sido elegido este martes como presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en relevo a Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid.

El cardenal ha obtenido mayoría absoluta con 55 de los 87 votos posibles. Entre los candidatos, se encontraban Sanz Montes, quien obtuvo 29 votos, y Carlos Osoro, arzobispo de Madrid encargado de la vicepresidencia de la CEE.

Desde el lunes, los obispos españoles se han reunido para renovar los cargos de la CEE. La elección del nuevo presidente presentó mucha división entre los 87 obispos, pues nunca se han presentado tantos candidatos como hasta ahora, pero se hacía prever que Juan José Omella saldría elegido.

No obstante, este fin de semana llegó a manos de los 87 electores un libro bajo el seudónimo de Jacques Pintor titulado Complot de poder en la Iglesia española: Barco contra Omella. En defensa propia. Fundamentalmente en contra del nuevo presidente, el misterioso ejemplar trata temas que ya eran conocidos por los miembros de la CEE: la pederastia o el afán de riqueza traducido en bienes ajenos a nombres de la Iglesia, entre otros.

El libro pretendía influir en las votaciones de esta semana no solo contra Omella (gran señalado de algunos casos mediáticos, como la renuncia del arzobispo Ureña o el aislamiento eclesiástico de Miguel Ángel Barco). Pese a la evidente denuncia del autor, Juan José Omella ha sido elegido y la revuelta que ha ocasionado la publicación estos días se ha hecho invisible e la CEE.

Omella, arzobispo de Barcelona desde 2015, presidirá la Conferencia Episcopal Española durante cuatro años. Entre sus funciones se encuentra mediar y cuidar las relaciones tanto con el Vaticano como con las autoridades españolas.

Primera vez que un arzobispo de Barcelona es elegido presidente, Omella deberá afrontar la nueva realidad social en España: un Gobierno de coalición con una agenda política donde se pretende abordar temas como la eutanasia, la reforma del régimen fiscal de la Iglesia o el papel de la asignatura de religión en la educación, entre otros.