El Olympique de Lyon venció ayer a la Juventus en una de las claras sorpresas de estos octavos de final. Los de Mauricio Sarri dominaron el partido de cabo a rabo, pero no tuvieron esa suerte para materializar las jugadas.

La primera parte comenzó con dominio absoluto del equipo italiano. Dybala y Cristiano combinaban, pero siempre fallaba ese último pase. Pero al llegar el minuto 30’ el Lyon daba la sorpresa. Tousart a pase de Aouar batía a Szczęsny rematando con el muslo.

La segunda parte comenzó igual que acabó la primera. La Juventus lo intentaba pero el muro francés lo rechazaba todo. El propio Cristiano Ronaldo se desesperaba en el terreno de juego. Sarri introdujo a Higuain dentro del terreno de juego para tener más pólvora en la delantera, pero no obtuvo recompensa.

De esta manera se terminaba el encuentro y la Juventus de Cristiano deberá remontar el partido en Turín.