Incautan una tonelada de oro en Aruba

El avión que transportaba la mercancía incautada tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Reina Beatrix.

Una avioneta ha sido decomisada con casi una tonelada de oro venezolano de alta pureza por autoridades de Estados Unidos y Aruba.

La nave transportaba 932 kilos de oro empaquetados en maletas de lujo, según reportó Primer Informe. Los tres tripulantes, que fueron detenidos e interrogados, se encuentran en proceso de ser extraditados a Estados Unidos.

Notablemente sobrecargado, el avión viajaba utilizando las siglas norteamericanas N36755, una identificación que llamó la atención de las autoridades locales, pues correspondía con un avión monomotor que emprendió su último vuelo hace más de 20 años en California, según registros de Flight Aware.

Una vez interrogados los tripulantes, el piloto confesó el primer destino del cargamento: México. Allí pasaría a ser transferido a un avión de mayor envergadura para ser enviado a un país árabe.

El cargamento está valorado en el mercado internacional en al menos 50 millones de dólares, una cifra alta que levanta sospechas y señala directamente al régimen de Maduro.

No obstante, todavía está por determinar si el oro incautado está relacionado con altos cargos del gobierno de Maduro, como Jorge y Desley Rodríguez. Asimismo, otra posibilidad es el contrabando de mercurio por parte del régimen, un elemento clave para la extracción de oro.

Ante el descenso de ingresos petroleros y la casi inexistencia de opciones de financiamiento internacional por las sanciones estadounidenses en Venezuela, el país es un gran señalado por la venta de lingotes de oro, pues es una alternativa ciertamente ilegal que fomenta la obtención de liquidez. No obstante, para conseguir una fachada “lícita”, el oro debe ser exportado desde zonas del Caribe a través de vuelos ilegales. Posteriormente, pasa por centros de refinación en distintas localizaciones, como EE.UU, Medio Oriente o Europa.

Desde las agencias internacionales se está intentando aumentar la alerta para detener el tráfico ilegal de oro venezolano, una tarea difícil si se observan datos de años anteriores: 160 toneladas salieron de Venezuela a Aruba y Curazao entre los años 2014 y 2019.