Vuelve la UEFA Champions League al Wanda Metropolitano con un partido de los que uno no se puede perder. El Atlético no llega en su mejor momento ante el vigente campeón de la competición, que viene en la mejor dinámica posible: estableciendo una diferencia de puntos considerable con el segundo clasificado de su liga y sin perder desde la primera jornada de la Champions ante el Nápoles.

Los indios no llevan un buen inicio de año ya que ni sus resultados ni su juego están convenciendo a la afición, pero bien es cierto que cuando el himno de la competición suena, todo puede pasar. Las bajas están siendo el talón de Aquiles del club madrileño puesto que muchas de sus estrellas están de baja: Joao Félix, Héctor Herrera y Kieran Trippier no podrán ayudar al equipo desde el campo. Por otra parte, Simeone ya cuenta en sus filas con Diego Costa, Jose María Giménez y Santiago Arias; recién recuperados de lesión, con lo que promete que el equipo del Cholo dé guerra como en todas las ediciones de la competición más importante de Europa.

El Liverpool se encuentra, por contraposición, en una situación más favorable, con sus estrellas recuperadas como Sadio Mané, que le dio la victoria a los reds en el anterior partido de liga y James Milner, jugador con mucha jerarquía en el vesturio. Los de Klopp vuelven al estadio donde conquistaron la última Champions, pero ahora como vigentes campeones. Cabe destacar que la afición del Atleti tendrá una gran influencia sobre el juego, puesto que no se trata de un estadio cualquiera, es el Wanda Metropolitano. En él, los ingleses aportarán su juego ofensivo que está maravillando a todo el mundo, en frente, un estilo más tradicional como el del Atlético de Madrid basado en una defensa contundente.

Vuelve la UEFA Champions League con un partido de altura que seguro deparará grandes emociones para una y otra afición, pero sobre todo, para el mundo del fútbol.