Recortes sociales y gastos militares: el nuevo presupuesto de Trump

Este lunes 10 de febrero la Administración de Donald Trump ha presentado el llamado A budget for America’s future (“Un presupuesto para el futuro de América”), un plan económico para el año 2021.

Este presupuesto, presentado a pocos meses de las elecciones estadounidenses, pretende aumentar el gasto militar y de seguridad con recortes en ayudas sociales y proyectos medioambientales. Se pretende ascender a 4,8 billones de dólares los fondos, donde 750.000 millones se emplearían en gastos de defensa. Para conseguir gran parte del propósito, casi la mitad del presupuesto, 2,2 billones de dólares, pretenden realizar recortes en proyectos sociales y de carácter medioambiental.

El organismo más afectado por estas medidas presupuestarias podría ser la Agencia de Protección Medioambiental con la disminución del gasto hasta un 26,5%. No obstante, la NASA sería la más beneficiada y avalada por las ambiciones de Donald Trump, pues obtendría hasta un 12% más de fondos. Entre las razones del incremento porcentual están las intenciones de explorar Marte y de organizar expediciones de regreso a la Luna para el año 2030, dos objetivos que retratan las prioridades de la Casa Blanca y la indiferencia ante el cambio climático. Además, para el Departamento de Veteranos el capital aumentaría un 13%.

«A muchos departamentos les vamos a pedir que reduzcan gastos innecesarios e ineficientes, por eso se reducen las ayudas internacionales un 21%», dijo Russel Vought, director en funciones del Departamento de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca.

Otros sectores que sufrirían los estragos presupuestarios son las ayudas internacionales a la cooperación y el desarrollo en un 21%, mientras que la Sanidad caería un 9%, la Educación en un 8% y la Vivienda en un 15,2%.

«Es hora de repensar en qué gastamos el dinero, sea en construir una estatua a Bob Dylan en Mozambique, en un campamento de la Nasa en Pakistán o en la liga profesional de cricket en Afganistán», añadió Vought en la rueda de prensa.

Este objetivo pretende ser completamente cumplido para el 2035. Avalado por analistas económicos, calculan que el PIB aumentaría un 3% cada año con la aplicación de dichos planes y el consecuente aumento de ingresos fiscales. Sin embargo, la sanidad, la educación y el bienestar de la ciudadanía quedarán desamparados por un proyecto estratégicamente económico.

Donald Trump y su gobierno no puede estar más al descubierto. ¿Cambiará la situación en los próximos comicios estadounidenses?