Fallece el juez argentino Claudio Bonadio, principal investigador de la corrupción de Kirchner

El juez Claudio Bonadio, que llevaba varios años investigando la presunta corrupción de la ex presidenta y actual vice presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, sufrió una grave lesión cerebral que le hizo someterse a una delicada operación. Debido a su lenta recuperación, tuvo que ampliar sus vacaciones hasta el 1 de marzo. Desgraciadamente no se pudo sobreponer de su enfermedad y ha fallecido esta madrugada (hora local).

El juez Bonadio ocupó la Secretaria de Asuntos Legales durante el primer mandato de Carlos Menem y, posteriormente, abandonó la vida política para dedicarse a la carrera judicial.

En el ejercicio de la misma, fue el primero en imputar a Kirchner por supuesta corrupción en mayo de 2016 por el caso “dólar futuro” en la que se investigó a importantes personalidades de la vida política argentina, a parte de Kirchner, como el actual gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof o el ex director del Banco Central, Alejandro Vanoli, por vender contratos futuros de dólar a un precio considerablemente más bajo al ofrecido por el mercado.

Asimismo, cabe destacar la investigación conocida como “cuadernos de la corrupción” en las que el chófer Óscar Centeno apuntó de forma minuciosa los viajes que realizó con grandes cantidades de dinero ofrecidas por empresarios para sobornar a altos carrgos del gobierno argentino. Diversos nombres de estos cargos aparecían en los cuadernos como el del ex secretario de Coordinación y Gestión, Roberto Barrata, el ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio de Vido o incluso la ex mandataria, Cristiana Fernández de Kirchner.

Estas no fueron las únicas causas que Bonadio llevó contra la actual vice presidenta de Argentina, ya que fue investigada por una decena de casos.

Sin embargo debido a su condición de aforada, la ex mandataria no ha podido ser detenida ni tampoco investigar su domicilio.

Cabe destacar que Claudio Bonadio ha supuesto ser un elemento muy importante de la política argentina, ya que, desde un lado de opinión pública se le consideró como el azote de la corrupción y, por el lado del kichnerismo, se le acusó incluso de ser una jugada política del ya ex presidente argentino, Mauricio Macri, para desplazar a un rival importante de la política argentina como lo es la actual vice presidenta, Cristiana Fernández de Kirchner.