Erdogan responde tras la muerte de cuatro soldados turcos en Idlib

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, decidió llevar a cabo una operación de “castigo” tras el anuncio realizado por el Ministerio de Defensa turco, afirmando que “como resultado de un denso fuego de artillería, 4 de nuestros camaradas han caído y 9 han quedado heridos, uno de ellos de gravedad”. Este ataque se produjo la pasada madrugada y ha sido atribuido a las tropas del régimen sirio de Bashar al Asad.

La amenaza formulada por el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, advirtiendo de que “la sangre de nuestros soldados no quedará ahí, los responsables pagarán por ella”, se ha materializado horas después en esta operación de “castigo”en la que el ejército turco ha realizado un ataque en la misma zona de Idlib que, de momento, ha dejado un total de 35 soldados sirios heridos o muertos.

Este nuevo ataque supone un nuevo elemento desestabilizador en una zona como Siria ya de por sí voluble, prolongando aún más un conflicto que se encuentra activo desde hace más de ocho años y que ha dejado alrededor de 380.000 personas fallecidas según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos