Kobe, de estrella a leyenda: La vuelta al éxito

Tras la temporada de MVP de Kobe Bryant, el triunfo volvió a ser la bandera que defendería la franquicia angelina.

Para entender los títulos de las temporadas 2008-09 y 2009-10 hay que tener en cuenta la influencia del prestigioso entrenador Phil Jackson, que ya guió a Michael Jordan hacia sus campeonatos (1989-1998) y fue capaz de dominar el carácter de Kobe y Shaquille O’Neal para ganar tres anillos. En el año 2005 decidió volver a la franquicia angelina para volver hacer campeón otra vez a Kobe y a los Lakers.

Sin embargo, la única clave no fue Phil Jackson, sino también el fichaje de la estrella española, Pau Gasol. En palabras del propio Kobe, “ha significado todo. Sin él sería imposible haber ganado tantos campeonatos, imposible. Es un gran jugador. Fue mi hermano, siempre será mi hermano”. Estas palabras muestran la importancia del jugador nacido en Sant Boi en Los Angeles Lakers.

La temporada 2008-09 para los Lakers fue superlativa, ya que en la fase regular obtuvieron un récord de 65 victorias y 17 derrotas. Asimismo realizaron una fase final excelente, entre lo que cabe destacar la dificultad de las semifinales de conferencia contra los Houston Rockets de Tracy McGrady, ya que se tuvo que resolver en el séptimo partido. A diferencia de las pasadas finales de la NBA, Kobe Bryant fue capaz de aumentar su legado consiguiendo el MVP de las finales contra los Orlando Magic de un joven Dwight Howard, con un resultado de 4-1.

Sin embargo, la temporada más destacada fue la 2009-10, en la que los Lakers lograron la primera posición de la conferencia Oeste logrando 57 victorias y 25 derrotas. En los Playoffs, los Lakers derrotaron en primera ronda a los Thunder de los jóvenes Westbrook y Durant, barrieron a los Utah Jazz y vencieron a los Suns de Stoudemire y Nash.

No obstante, lo más importante fueron las finales, en las cuales la histórica rivalidad entre Celtics y Lakers volvió a tener lugar, que cayó del lado de los angelinos en un histórico séptimo partido. Asimismo Kobe Bryant volvió a ganar el MVP de las finales en las que se produjo una icónica imagen de la estrella de los Lakers subido a la mesa de comentaristas con los brazos extendidos horizontalmente celebrando con la afición angelina el nuevo título.