Trump presenta su plan de paz para Israel y Palestina

El denominado “acuerdo del siglo” supone materializar el apoyo de Trump a Israel. Esto se muestra en el hecho de que el plan fue presentado por el presidente norteamericano, Donald Trump y su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu.

Sin embargo, en la presentación del acuerdo no había representación palestina alguna. Esto deriva del hecho de que la máxima autoridad palestina, Mahmud Abbas, rechazó el acuerdo afirmando que aceptarlo supondría la “bofetada del siglo”.

Este pacto supone concesiones territoriales a Israel como el reconocimiento de la exclusividad de Jerusalén como la capital de Israel, el valle del Jordán o asentamientos en Cisjordania donde viven alrededor de 400.000 israelíes. A cambio, Trump propone inversiones en Palestina de alrededor de 45.000 millones de euros y la construcción de un túnel que conecte Gaza y Cisjordania.

Este plan se puede interpretar en clave de política nacional, debido a que, por un lado, Trump seguía siendo juzgado por el Senado, tratando así de mover el foco mediático de su impeachment, al igual que Netanyahu, ya que el parlamento israelí votaba la revocación de la inmunidad presidencial para que pueda ser juzgado por cohecho, fraude y abuso de poder.