El Atlético vuelve a tropezar y el “Pichu” Cuéllar acaba expulsado

El Atlético de Madrid llegaba a la jornada vigésimo primera del campeonato doméstico tras la sonrojante eliminación en Copa del Rey ante la Cultural y Deportiva Leonesa, de Segunda División B. Buscaba el Cholo Simeone disipar las dudas sobre su trabajo al frente del equipo rojiblanco ante una afición que empieza a perder la paciencia con el argentino.

El encuentro ante el Leganés comenzaba con intensidad en los dos conjuntos, que buscaban constantemente la meta del rival, aunque sin ocasiones claras. La primera tarjeta amarilla para el Leganés llegaría tras una falta por juego peligroso de Awaziem.

Empezaba el Atlético a crear ocasiones, sin concretar nada, lo que causó que sonaran pitos en la grada. Sin goles en la primera mitad.

Comenzó la segunda parte con el Atlético lanzado en ataque, y con alguna ocasión del Leganés al contraataque. En el minuto 77 recibiría Cuéllar su primera amarilla. El encuentro continuó sin mucho más peligro en las áreas hasta el añadido, cuando en el tercer minuto de los cuatro que había sumado el colegiado, el “Pichu” Cuéllar se encaró a la afición local, y tras una contestación a Mateu Lahoz, este le mostró la segunda amarilla, debiendo asumir la portería Silva.

Finalmente el encuentro acabó sin goles, arrancando así el Leganés un valioso punto en el Wanda Metropolitano y agravando la crisis del Atlético de Madrid.