Digital, objetivo e independiente

El community manager de Leteo, Marcos, ha cambiado el encabezado de Twitter en la jornada de hoy y me ha preguntado qué me parecía. Me ha gustado bastante y su diseño me ha inspirado a escribir el artículo de opinión que están leyendo.

Leteo nació como un proyecto en el que deposité la poca esperanza que me quedaba en el periodismo con el fin de cambiar el devenir de esta longeva y enferma disciplina. Decidí crear esta web para que sirviera de soporte del reducto del buen periodismo, o lo que yo entiendo por ello; un lugar en el que informarse y no perderse por el camino, un periódico hecho por y para amantes de la realidad y no de los castillos en el aire. Puse todo el pragmatismo al servicio del presente y le di forma de sitio web.

En el encabezado de Twitter se pueden leer las tres palabras que describen a Leteo: digital, objetivo e independiente. El primer adjetivo resulta bastante obvio; Leteo es un medio digital por varios motivos: crear un periódico en papel es caro, no es rentable y resulta utópico. Internet nos ha ofrecido la oportunidad no sólo de abaratar costes hasta el extremo irrisorio, sino también de crear una plataforma sobre un soporte mundial. A nuestra web pueden acceder personas de cualquier parte del globo.

Lo de objetivo tiene su historia. Estoy en profundo desacuerdo con muchas voces (por no decir la mayoría) del periodismo actual. Multitud de profesores me ofrecen definiciones de periodismo que no tomo como válidas o, al menos, no en mi periódico. El periodista debe ser narrador de la realidad que le rodea, no es un inventor, arquitecto o ingeniero; para eso ya hay políticos, policías y jueces, en ese orden. En Leteo nos limitamos a contar los hechos que tienen lugar en la realidad, en la realidad palpable de cada uno de ustedes. Hay algunos días en los que las visitas bajan y yo les digo siempre lo mismo a los redactores: “no se preocupen, muchachos, si no hay noticias, no las podemos inventar”. Y no pasa absolutamente nada.

Leteo es un medio independiente de muchas cosas, instituciones o personas. Obviamente no es independiente de mí puesto que soy su fundador y director, pero sí es totalmente independiente del poder político y estatal. Me interesa, como debería hacerlo a cualquier ciudadano preocupado por su país, la política nacional, pero me he cansado de ella. Hablar de política me enfada y acabo exhausto sin razón o motivo aparente. En Leteo no hablamos de política española porque creí que no era el único en España que tenía esta dolencia como suya. En Leteo buscamos historias “de verdad”. En Leteo no queremos desinformar con la última salida de tono del político de turno.

Digital, objetivo e independiente. Tres adjetivos que definen todo un sueño, un proyecto que, con mucho trabajo, todo el equipo está consiguiendo sacar adelante. Beba del Leteo para olvidar lo aprendido y comenzar con la verdad.