La SuperLiga Orange de League of Legends cambia de formato y de normativa

La SuperLiga Orange de League of Legens cambiará por completo este 2020. Desde este mismo split de primavera, la SuperLiga Orange (SLO) de League of Legends (LoL) aportará tres plazas al European Masters. También incorporarán un sistema de puntuación por splits, para que los dos últimos clasificados a final de temporada compitan su plaza contra el equipo del Circuito Tormenta (segunda división del League of Legends español) que aspire a subir. Es decir, se añade la posibilidad de ascender y descender.

Comenzando, ¿qué es el European Masters? Es un torneo en el que participan los mejores equipos de las ligas regionales europeas, se asemeja a una Europa League de fútbol. ¿Por qué a la Europa League y no a la Champions? Porque se puede afirmar que la liga europea o League of Legends European Championship (LEC) es lo más próximo a la Champions. Dicho de otra manera, la LEC es la competición de competiciones, es la primerísima division de LoL en Europa. Por otro lado, están las ligas regionales que son las primeras divisiones de cada país, la SuperLiga Orange es la de España (como la Liga Santander de futbol o la ACB de baloncesto). Por mérito, los equipos que quedan mejor en estas ligas regionales obtienen una plaza para disputar el European Masters (la Europa League pero de LoL). Entonces, ¿qué cambia? Pues resulta que ahora la SuperLiga Orange tiene tres plazas, una más que el año pasado, eso afecta en que hay más presencia española en el torneo, más posibilidades y más peso en Europa.

Para que la SLO pudiera mandar a tres equipos debía cambiar el formato de su propia liga para que se la reconociera como Liga Regional Europea (ERL) por parte de Riot Games (empresa propietaria del LoL). Este cambio de formato implica que haya un sistema de ascensos y descensos. Para ello, se ha ideado un sistema de puntos que cuente la actuación de cada equipo a lo largo de los dos splits (primavera y verano), en los que los dos últimos clasificados disputarán un mejor de cinco o best-of-5 (BO5) para ver quién se jugará su plaza ante el equipo que trate de ascender, que será el ganador del Circuito Tormenta, la segunda división de League of Legends de España. Cabe destacar que es necesario cumplir los requisitos impuestos por la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) para poder competir en primera división, así como sucede en las ligas nacionales de fútbol o baloncesto, que si el equipo no puede permitirse los costes de estar en primera, no subirá.

La última nueva norma va dirigida hacia los clubes, para que apuesten por el talento local. Los equipos deben contar con al menos el 60% del roster localmente entrenados, o sea, en un equipo de cinco, tres de ellos deben cumplir las normas. Estas son que deben haber participado en la mayoría de los partidos de dos de los últimos tres splits. Cabe destacar que uno de los jugadores puede haber formado parte de un equipo sin que haya jugado de forma recurrente, mientras que no haya competido simultáneamente en otra liga. Por otro lado, deben haber residido como mínimo 36 meses de los últimos 60 y haberlo hecho desde los 13 años.