Indígenas de Brasil denuncian el proyecto político de Bolsonaro

Los líderes de 45 tribus indígenas se han reunido en una reserva del Amazonas durante cuatro días para intentar frenar la política del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Este proyecto, lejos de proteger los derechos de los pueblos indígenas y la selva amazónica, tiene como principal cometido la explotación de tierras donde viven muchos poblados nativos .

Bajo el liderazgo del cacique Raoni Metuktire, una de las figuras más emblemáticas de la lucha por la protección del Amazonas y de la cultura indígena, los distintos representantes de las tribus partícipes han planeado un acuerdo para establecer diferentes estrategias así como para organizar un movimiento de resistencia efectivo.

“Denunciamos que el Gobierno Bolsonaro tiene en marcha un proyecto político de genocidio, etnocidio y ecocidio”, reiteran en el último documento firmado el viernes. Además, afirman que el encuentro no tiene como objetivo planificar un conflicto, sino defender el Amazonas.

A todo ello, el cambio climático juega un papel fundamental pues, entre los planes económico-políticos del presidente Bolsonaro, la extracción de petróleo y gas y la construcción de hidroeléctricas juegan un papel considerable a favor del proyecto y, como defienden las etnias nativas, en contra del medioambiente y de sus pueblos.

Esta controversia no es un problema reciente: a lo largo de la historia, muchos activistas medioambientales han defendido la causa desde muchos rincones del planeta. No obstante, el número de personas asesinadas que han dedicado su vida a proteger los recursos naturales (sobre todo miembros de comunidades indígenas) también es elevado: 1.558 entre 2002 y 2017, según investigaciones de la Universidad de Queensland (Australia).

A día de hoy, este es un asunto que parece captar mucha más atención por el papel que desempeña el cambio climático en nuestra sociedad. Sin embargo, es un problema que asola a cuantiosas comunidades indígenas desde hace tiempo.