Corto pero intenso regreso de Conor Mcgregor

El luchador irlandés volvió al octágono en el evento 246 de la UFC tras un año y tres meses de inactividad.

Las peleas que “The Notorius” perdió contra Floyd Mayweather y Khabib Nurmagomedov parecían haber sido el fin de la corta pero intensa carrera de Mcgregor.

Sin embargo, se anunció su pelea contra Donald “Cowboy” Cerrone que se celebró este sábado 18 de enero. La pelea tan esperada pudo defraudar a algunos aficionados ya que sólo duró 40 segundos. La secuencia con la que Mcgregor derrotó al norteamericano comenzó con un rodillazo poco ortodoxo en la cabeza, para posteriores golpes con el hombro y finalizando con una patada en la cabeza y tres ganchos con su izquierda que dejaron noqueado a Cowboy.

Sin embargo, esta no fue la única pelea de la noche. Comenzó con un duelo entre el ex campeón de peso ligero Anthony “Showtime” Pettis y el peleado brasileño Diego Ferreira. Este último dominó en el suelo a Pettis para llevarse, en el primer asalto, su sexta victoria consecutiva en UFC por sumisión, mostrando la calidad del luchador brasileño.

El siguiente combate tuvo lugar entre el peleador Jamaicano Ode Osbourne, que hacía su debut en la UFC, y el experimentado luchador norteamericano, Brian Kelleher. Este último también dominó a su rival en el suelo y se llevó la victoria por sumisión en el primer asalto.

Poco a poco el momento de ver el retorno de “The Notorius” estaba por caer. Pero antes se pudo disfrutar del dominio también en la lona del peleador ucraniano Aleksei Oleinik contra el norteamericano Maurice Greene, que fue derrotado por sumisión en el final del segundo asalto.

Finalmente, llegaba el co-evento estelar de la noche, que enfrentó a la norteamericana Holly Holm contra Raquel Pennington. Este fue el combate que más rechazo generó en la audiencia del T-Mobile mostrado en forma de abucheos a las peleadoras. Esto pudo tener relación con la escasez de intercambio de golpes y mucha lucha contra la verja del octágono que finalmente se llevó Holm por decisión unánime de los jueces.

El segundo evento estelar de la noche pudo haber sido el San Benito para el luchador irlandés. Sin embargo, logró una victoria muy importante para su devenir en la división de peso welter o 170 libras y para el buen devenir de la UFC, ya que Conor Mcgregor es el peleador que ha cambiado este deporte y ha permitido una gran difusión del mismo.