El Gobierno ruso dimite en bloque tras las propuestas de Putin para la reforma constitucional

Russian President Vladimir Putin, right, heads a State Council session alongside Russian Prime Minister Dmitry Medvedev in Moscow last year. Increasing political attacks on Medvedev have accompanied Putin's suspicions about his erstwhile partner's ambitions.

El Primer Ministro de Rusia, Dimitri Medvédev, ha anunciado la dimisión en bloque de todo el ejecutivo del país. El factor detonante de la dimisión del gobierno ha sido la propuesta de Vladimir Putin, Presidente del país, para llevar a cabo una reforma constitucional que modifique la estructura del poder. El presidente Putin había propuesto horas antes un referéndum popular, con el fin de introducir cambios en la Carta Magna rusa, que podrían aumentar las funciones del Primer Ministro en detrimento de las del Presidente de la Federación.

Vladimir Putin, Presidente de Rusia desde 2012, deberá abandonar su cargo a lo sumo en 2024, debido a que la Constitución rusa estipula que un mandatario no puede permanecer en el poder por más de tres legislaturas seguidas. Por ello, el Presidente ha propuesto a la ciudadanía la introducción de una reforma constitucional que debilitaría la figura de su sucesor, el próximo Presidente de la Federación Rusa, fortaleciendo las funciones del Primer Ministro.

El actual titular del cargo, Dimitri Medvédev, que precedió a Putin en la presidencia del país, ha decidido junto a su equipo de ministros dimitir en bloque tras la propuesta de reforma formulada por el Kremlin. Esta fue presentada en el discurso anual del Presidente ante la reunión de las dos Cámaras del Parlamento. Entre sus principales modificaciones, incluye la elección del Primer Ministro por parte del poder legislativo, a diferencia del procedimiento actual, donde el Presidente propone un Gobierno al que las cortes del su visto bueno.

“Estos serán cambios significativos no solo en varios artículos de la Constitución, sino también en el equilibrio de poder, Ejecutivo, Legislativo y autoridades judiciales”, señaló el premier Medvédev. “En este contexto, es obvio que nosotros, como Gobierno de la Federación de Rusia, deberíamos brindarle al presidente de nuestro país la oportunidad de tomar todas las decisiones necesarias. En estas condiciones, creo que sería correcto que, de acuerdo al artículo 117 de la Constitución, el Gobierno en su actual composición presente su dimisión” explicó Medvédev.