Confiesa un asesino del periodista eslovaco Jan Kuciak, que destapó una trama de corrupción en el Gobierno, y de su novia

El nombre de este exmilitar es Miroslav Marcek y se trata de uno de los cuatro imputados por la muerte del periodista que investigó una gran trama de corrupción en la que el Gobierno eslovaco estaba implicado.

El asesinato que provocó la dimisión del presidente del Gobierno de Eslovenia en 2018 parece tener culpables. En el juicio que se está celebrando en la ciudad de Pezinok, el exmilitar Miroslav Marcek de 37 años ha declarado ser culpable del asesinato de dos personas frente al tribunal. El otro acusado de cometer directamente el crimen no ha hecho lo mismo por el momento.

El periodista asesinado tenía 27 años en el momento de producirse el fatal desenlace. Jan Kuciak había destapado un gran caso de corrupción que salpicaba a empresarios italianos y al propio Gobierno de Eslovaquia que se estaba embolsando cientos de miles de euros a través de fondos para la ayuda de la agricultura de la Unión Europea. Fue el empresario eslovaco Marian Kocner, uno de los investigados por el periodista, el acusado en marzo del año pasado de idear el asesinato de él y su novia.

Fue en 2018 cuando Jan Kuciak y su novia, Martina Kusnirova, fueron asesinados en la casa que ambos compartían. El asesinato provocó una oleada de fuertes protestas que desencadenaron en la dimisión del Gobierno de Robert Fico y la elección en las siguientes elecciones de Zuzana Caputova, una activista anticorrupción y abogada sin experiencia en política.

En caso de declararse culpables, los cuatro acusados de participar en el crimen se enfrentarían a penas de cárcel que irían de 25 años a la cadena perpetua. Otro involucrado en el doble asesinato, Zoltan Andrusko, actuó como intermediario entre los dos ejecutores del terrible plan y alcanzó un acuerdo con la fiscalía el pasado 30 de diciembre por el que cumplirá 15 años de prisión.