Cinco candidatos competirán por el liderazgo laborista

Rebecca Long-Bailey, Lisa Nandy, Jess Phillips, Emily Thornberry y Keir Starmer, cinco candidatos que disputarán el puesto del líder laborista Jeremy Corbyn.

Desde 2015 Corbyn había encabezado al Partido Laborista británico tras colocarse como representante electo con el 60% de los votos. No obstante, ante el fatídico resultado de los últimos comicios, el líder decidió presentar su dimisión al frente del partido el pasado 13 de diciembre.

Por esta razón los aspirantes intentarán convencer a medio millón de afiliados con un proyecto que resucite al Partido Laborista y que devuelva la estabilidad perdida en las elecciones del 12 de diciembre.

Todo apunta como favorita a Rebecca Long-Bailey, una abogada británica que ocupa el puesto de diputada laborista desde 2015. Además, en 2017 fue nombrada secretaria de Estrategia Empresarial, Energética e Industrial desde la oposición.

Sin embargo, todo puede cambiar hasta el 4 de abril, fecha de finalización de la campaña.