Trump amenaza con un nuevo ataque si Irán decide vengarse

Tras el ataque perpetrado por las Fuerzas Armadas estadounidenses en el aeropuerto de Bagdad, que acabó con la vida del general y hombre fuerte iraní Qassem Soleimani, el presidente Donald Trump ha declarado a través de Twitter, red social donde el mandatario es muy activo, un nuevo mensaje dirigido a Irán.

El presidente ha asegurado que si Irán decide vengarse, tal y como anunció el líder supremo iraní Alí Jamenei, Estados Unidos atacará 52 puntos muy importantes para Irán. Con estas declaraciones, Trump ha mostrado el músculo militar estadounidense una vez más al mundo, prometiendo represalias aún mayores si Irán se atreve a atentar contra las vidas de ciudadanos americanos.

“Irán está hablando muy osadamente de atacar determinados activos estadounidenses como venganza por haber librado al mundo de su líder terrorista”, ha señalado el mandatario en un hilo de tuits. “Que esto sirva de advertencia de que si Irán golpea a cualquier estadounidense, o activos estadounidenses, tenemos como objetivos 52 localizaciones, algunas de muy alto nivel e importancia para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, e Irán en sí mismo, serán golpeados muy rápido y muy fuerte. ¡Estados Unidos no quiere más amenazas!”, ha añadido.

Del mismo modo, Trump, que continúa pasando las vacaciones navideñas en su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, ha explicado que los “52 objetivos” que mencionaba en sus tuits representan a los 52 rehenes estadounidenses que Irán capturó en la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979.

La respuesta de Trump llega tras numerosas jornadas de fervientes protestas populares contra el ataque estadounidense, en las que decenas de miles de personas se manifestaron en duelo por la muerte de Soleimani.

Tras la marcha, se registraron diversos ataques con cohetes, sin que se hayan producido heridos, según los militares iraquíes. Uno de ellos fue en la muy protegida Zona Verde, junto a la Embajada estadounidense, según la BBC, y otros en el norte de la capital, en una base que acoge a tropas norteamericanas.