Kim Jong-un amenaza al mundo con una nueva arma nuclear

El líder supremo de Corea del Norte, ha asegurado no entender la moratoria autoimpuesta por Pyonyang en cuanto a armas nucleares y misiles de largo alcance, que favorecería el diálogo pacífico con EE.UU. A su vez, el mandatario ha aseverado estar preparando una “nueva arma estratégica” que pretende desplegar, desarrollando lo que ha calificado como una “acción traumática”, a pesar de no haber cerrado la puerta a retomar las conversaciones con el gobierno de Trump, actualmente sumido en el tercer impeachment de la historia del país.

Durante el discurso ofrecido en la quinta reunión del Comité Central del partido de los Trabajadores, Kim Jong-un recalcó la falta de propósito por mantener la medida activada por la nación en 2018 debido a la falta de propuestas ofrecidas por Washington. “No tenemos motivos para continuar ligados unilateralmente a este compromiso”, ha dicho el líder, haciendo alusión a una posible ruptura de negociaciones con Estados Unidos, y por consiguiente, una mayor hostilidad nuclear entre los dos países.

Este diálogo entre Corea del Norte y Estados Unidos, que incluyó momentos como los pasos de Trump sobre suelo norcoreano por primera vez en la historia para un presidente de EE.UU, se encuentra ahora profundamente estancado, y sin duda las declaraciones de Kim suponen un importante revés para la consecución del fin último del diálogo: la desnuclearización.

En su discurso, Kim proclamó que Corea del Norte debe “perseguir de manera más activa el proyecto de desarrollar armas estratégicas, […] el mundo será testigo de una nueva arma que poseeremos pronto”. Por su parte, Donald Trump deseó contestar al líder norcoreano en tono bromista y tranquilizador. “Sé que (Kim) está mandando ciertos mensajes sobre regalos e Navidad, y espero que se refiera a un bonito jarrón, eso es lo que quiero”, declaró Trump. “Haremos lo que tengamos que hacer, pero él firmó un contrato, un acuerdo en el que hablaba de desnuclearización (…) Creo que es un hombre de palabra, pronto lo descubriremos”.

Trump hace referencia al acuerdo que ambas naciones alcanzaron durante su primer encuentro, celebrado en Singapur hace un año y medio. En dicho documento, que ambos mandatarios firmaron de su puño y letra, Corea del Norte se comprometía a avanzar en el desmantelamiento de su programa nuclear, a cambio de garantías de seguridad por parte de Estados Unidos.