El Manchester City de Guardiola no ha empezado del todo bien la temporada. Los chicos de Guardiola ya no impresionan con esa gran juego y toque que les llevaron a conquistar la pasada premier league. El equipo no consigue materializar los partidos y se deja puntos importantes. Tanto es cierto que se encuentra actualmente tercero en la clasificación a 14 puntos del Liverpool, que tiene un partido menos, y a un punto del Leicester. Guardiola sigue trabajando para que el equipo consiga recortar puntos a un impecable Liverpool. Sin embargo, el entrenador catalán no pierde la esperanza y da ánimos a los suyos. “Nuestra respuesta siempre es buena. Estamos acostumbrados a estar arriba, y ahora tenemos que pelear” dijo Guardiola en rueda de prensa. Y añadió: “No podemos rendirnos, si no, no estaremos en Europa”. Está claro que Guardiola está muy preocupado por la situación del equipo pero, ¿que le ocurre a este Manchester City?

Si miramos las estadísticas, el equipo a sufrido un bajón en cuanto a números se refiere respecto a la temporada pasada. Por primera vez desde que el ex entrenador del Bayern entrena al Manchester City, el equipo recibe más de un gol por partido (1,04). Muy diferente a temporadas anteriores donde no llegaba al gol por partido. Si prestamos la atención en número de empates y derrotas, los ‘cityzens’ llevan hasta ahora 2 empates y 5 derrotas en premier league, igualando el número de empates respecto a la temporada pasada y superando el número de derrotas respecto a la temporada pasada (4). Además presentan claros síntomas de desconcentración en defensa. Hasta ahora el equipo inglés lleva 23 goles encajados, igualando el número de goles recibidos la temporada pasada y a solo 5 goles de superar los 27 que recibieron en la temporada 2017/18. Números que sin duda ponen en duda la táctica de Guardiola.

La derrota ayer frente al Wolverhampton dejó aún más hundidos a los ‘sky blues’. Un partido que comenzaron ganando 0-2 con doblete de Sterling pero que acabaron perdiendo por 3-2 con dos goles entre el minuto 80′ y 90′ además de un excelentísimo Adama Traoré que “bailó” a Benjamin Mendy por la banda derecha.

Sin duda alguna este Manchester City necesita algo más si quiere llevarse esta premier league que parece tener nombre y apellidos. ¿Podrá Pep Guardiola recuperar el síntoma de buen juego de su equipo o estamos ante lo que podría ser el fin de Guardiola en el City?