Mueren 15 personas al estrellarse un avión en Kazajistán

El avión despegó de Almaty con 100 personas a bordo (95 pasajeros y 5 tripulantes). El aparato acabó estrellándose poco después de haber despegado de Almaty, una de las ciudades más importantes del país en cuyas inmediaciones se han hallado los restos de la aeronave.

Al menos 15 personas han fallecido y otras 17 personas continúan muy graves en el hospital entre las que se encuentran seis niños. Alrededor de 50 personas tuvieron que ser hospitalizadas, pero la mayoría de ellas ya han podido recibir el alta médica.

El aparato en cuestión era un Fokker 100 de la aerolínea Kazaja Bek Air. Según los testigos del accidente, el avión llevaba las alas congeladas en el momento de salir del mismo tras estrellarse. Lo que no se puede confirmar es si en efecto no se echó anticongelante a éstas, pudiendo haber sido un error fatal.

Los servicios de emergencias y las diferentes autoridades competentes del país ya trabajan para esclarecer lo sucedido. El presidente de Kazajistán ya ha expresado sus condolencias por Twitter añadiendo que “los responsables del accidente serán sancionados por la ley”.

Desde el Gobierno de Kazajistán se ha prohibido volar a cualquier aeronave del mismo modelo que la siniestrada hasta que se aclaren las circunstancias y responsabilidades de lo sucedido.