La final del mundialito de clubes ha terminado con un Liverpool campeón. Los de Klopp disputaron un partido muy igualado y a la vez complicado ya que el Flamengo hizo sudar al equipo inglés.

Un partido muy disputado con muy buenas jugadas por parte de ambos equipos. Buen juego del Liverpool al que respondía el Flamengo con buenas contras. Jugadas de un lado a otro que dieron mucho trabajo a ambos equipos. Con 0-0 se llegaba al descanso.

Comenzaba una segunda parte muy intensa y muy disputada entre ambos equipos. Gabigol la tenía frente a Alisson que respondía con una buena parada. El Liverpool jugaba con Salah y Mané. En el ecuador de la segunda mitad, el liner anuló un gol a Salah por fuera de juego. De esta manera se llegaba a la prórroga. Y fue aquí donde el futbolista brasileño, Roberto Firmino, marcaba el primer y único gol del partido. Una buena jugada individual de Mané dejaba solo a “Bobby” que solo tuvo que empujar el balón.

Finalizaba así un partido en el que el Liverpool tuvo que mostrar su mejor juego y donde un Flamengo que de haber ganado el partido, no habría dejado sorprendido a nadie.