Bolsonaro a un periodista: “Usted tiene una increíble cara de homosexual”

El presidente de la República de Brasil, Jair Bolsonaro, que se ha declarado abiertamente un “orgulloso homosexual”, no es conocido por sus declaraciones políticamente correctas, ni mucho menos por medir sus palabras. El excapitán del Ejército, hoy convertido en presidente de su país, ha protagonizado ya diversos escándalos derivados de sus palabras en menos de un año de mandato. Bolsonaro es conocido por sus polémicos comentarios sobre las mujeres, las armas, o los homosexuales.

Precisamente, el último revuelo causado por sus palabras va ligado a la homofobia de la que el líder brasileño presume sin complejos. Los medios brasileños ya conocen de buena tinta las airadas reacciones del presidente cuando se le pregunta sobre la realidad o los asuntos familiares, que tanto se mezclan con la política doméstica. Esto se debe a que tanto la esposa como los hijos de Bolsonaro se encuentran dedicados en cuerpo y alma a las labores políticas.

Un periodista brasileño quiso saber acerca de las acciones de su hijo Flavio, el cual está siendo investigado por un delito de lavado de dinero público cometido durante sus días de legislador de la ciudad de Río. El caso se encuentra en primera línea de la actualidad brasileña, puesto que, además de poner en una situación crítica a Flavio, actual senador de la República, esta investigación sacó a la luz las vinculaciones de los Bolsonaro con las milicias paramilitares que operan en las favelas.

Al recibir la pregunta, Bolsonaro, visiblemente molesto y más agresivo que de costumbre, contestó lo siguiente: “Usted tiene una increíble cara de homosexual, y no por eso le acuso de ser homosexual”. Para el jefe de Estado, “la Fiscalía realiza un trabajo de puercos” en el marco de esa causa. No se trata de la primera vez que Bolsonaro habla en estos términos desde que, el 1 de enero de este mismo año, asumió la presidencia de Brasil.

Ocho años atrasa, el mandatario aseguró que no podría querer a alguno de sus hijos si fuera gay. De ser así, confirmó en una entrevista, preferiría que estuviera muerto antes de que anduviera “con un bigotudo por ahí”. Sin embargo, nunca se le había notado tan agresivo como en esta ocasión. Segundos más tarde, el capitán retirado terminó su embestida contra el periodista señalando que “ser homosexual no es un crimen”.