EE UU planea aumentar su presencia militar en Rota

El Pentágono ha decidido que la base de Rota, Cádiz, será su referente como principal base naval estadounidense en el sur de Europa. Según sus planes, el país aumentará el 50% su presencia militar en la pequeña ciudad gaditana, desplegando al menos dos destructores más y 600 marinos adicionales en la base. Actualmente, cuentan con cuatro destructores de la clase Aleigh Burke, los cuales aumentarían a seis, siendo los dos nuevos aún más modernos y dotados de helicópteros. Este objetivo obligará a reformar el convenio bilateral entre España y EE UU, que data de 1988 y ya ha sido modificado en tres ocasiones.

El objetivo concreto de la armada estadounidense es contar con una escuadrilla completa de destructores en la base española, y asegurarse que la Fuerza Naval Avanzada Desplegada en Europa (FDNF.E) dispone en todo momento de cuatro unidades operativas, en caso de que dos estén inmovilizadas por revisión o avería. Rota tiene capacidad de sobra para albergar dos buques más, y para el astillero público Navantia, que se encarga del mantenimiento en la base, supondrá una inyección de trabajo.

Pedro Sánchez, Donald Trump y Margarita Robles.

A pesar de que el tema se ha abordado desde un plano técnico, fuentes gubernamentales sostienen que no se ha planteado en lo político. En todo caso, añaden que no se abrirá negociación sobre un asunto de este calado hasta que España goce de un Gobierno en plenas facultades. Sin embargo, el ejecutivo está dispuesto a aceptar la sustitución de los cuatro destructores que llegaron a Rota 5 años atrás por modelos más avanzados, que irán llegando hasta 2022.

La llegada de dos destructores más obligará a reformar el convenio para aumentar el número de buques y elevar el techo de personal. Al tratarse de un tratado internacional, el Congreso de los Diputados deberá otorgar el visto bueno, al igual que ya sucedió con las anteriores reformas.

El Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recalcó durante una conversación con Donald Trump la participación española en misiones como Afganistán, Líbano, Irak o Mali, y la cesión de bases españolas. Esta conversación tuvo lugar en el cóctel que el pasado día 3 la Reina de Inglaterra ofreció a los asistentes a la cumbre de la OTAN, celebrada en Londres. Durante el intercambio de palabras entre líderes, Trump suavizó las críticas a la escasa inversión de España en defensa (0,92% del PIB).

En una carta enviada por el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, a su homóloga Margarita Robles, agradeció el pasado septiembre que “España acoja las fuerzas estadounidenses en las bases de Morón y Rota”, así como la cooperación de España en la OTAN y la coalición contra el Estado Islámico. “Espero expandir nuestra cooperación para avanzar en la paz y la seguridad global”, culminó.