Halladas las pinturas figurativas más antiguas de la humanidad

Que el arte ha sido una constante desde el origen de la humanidad, está claro. Pero nuevos descubrimientos ponen el foco del origen un poco más allá: hace 43.900 años.

Pintado en una cueva de la isla de Célebes (Indonesia), el equipo de arqueólogos de la Universidad de Griffith (Australia) han encontrado un panel en el que se representa lo que parece ser una escena de caza. Tanto los animales representados (jabalís y búfalos) como las figuras humanas fueron pintadas a la vez, es decir, que toda la escena se concibe como una misma unidad espacio-temporal.

Para estos arqueólogos, la escena tendría una alta complejidad en su significado pues las figuras humanas y animales se yuxtaponen creando formas o elementos extraños. Ésto hace pensar a los antropólogos y arqueólogos que se trata de teriántropos, figuras humanas con capacidad de cambiar a forma animal. Las representaciones de humanos se podrían calificar como estilizadas y tienen rasgos como hocicos.

Adam Brumm

Maxime Aubert, uno de los autores principales del artículo publicado por Nature, señala que la utilización de teriántropos sugiere una complejidad de pensamiento religioso muy interesante. Lo que sí es cierto es que se ha perdido la intención exacta de los artistas por lo que nunca sabremos lo que quisieron representar en concreto.

Lo que la investigación recalca es la importancia que tiene la concepción religiosa y simbólica compleja desde los inicios del homo sapiens; ya en sus comienzos fue capaz de representar con complejidad ritos, escenas de caza y muchas otras representaciones.