Rusia es expulsada de competiciones internacionales por dopaje

La AMA ha sancionado a Rusia ejemplarmente: no podrá participar en las competiciones deportivas durante los próximos cuatro años debido a la falsificación de las bases de datos de los laboratorios de Moscú. Dicha falsificación impide comprobar si 148 deportistas hubieran dado positivo en los controles antidopaje comprendidos entre 2012 y 2015. La Agencia Mundial Antidopaje sospecha que Rusia pudo encubrir de esta forma posibles positivos.

El Comité de la AMA ha decidido por unanimidad aplicar una de las sanciones más severas que se ha conocido en el deporte mundial. Rusia no podrá participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Juegos Olímpicos de invierno de Pekín 2022 y el Mundial de Qatar 2022. Los deportistas rusos podrán competir siempre y cuando lo hagan bajo una bandera neutral y prueben estar “limpios”.

Esta sanción amplía la de 2015 por las irregularidades cometidas en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 en los que Rusia obtuvo 33 medallas y 13 de oro. Rusia puede recurrir en un margen de 14 días ante el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo).

La sanción no repercute a la participación de Rusia en la Eurocopa de 2020, pero Rusia no podrá organizar eventos deportivos de carácter importante o internacional mientras la sanción esté vigente.

La AMA exige a Rusia que entregue los datos sin falsificar para corroborar la lista de deportistas dopados. Visto lo visto, la apelación de Rusia al TAS será un mero trámite más y no podrá levantar la sanción a menos que los dirigentes deportivos rusos cambien su parecer y ayuden lo máximo posible a las federaciones internacionales de deporte.