San Carlos Sainz: crónica de un buen piloto

Clive Mason / Getty Images

Carlos Sainz hijo comenzaba su andadura en la Fórmula 1 en 2015 pilotando un Toro Rosso, el que acompañaba a su compañero por aquel entonces, Max Verstappen. Mucho ha llovido ya de aquello y tras pasar por Renault acabó por caer en las manos de McLaren. La escudería británica le brindó el puesto recién dejado por Fernando Alonso y el joven piloto español ha logrado ganarse el sitio con esfuerzo, sacrificio y, sobre todo, resultados.

El colofón para los amantes del automovilismo nos lo brindó Carlos este fin de semana consiguiendo la sexta plaza en el mundial de pilotos, plaza reservada, en teoría, para el segundo piloto de Red Bull Racing.

Tras cosechar resultados nefastos en los años anteriores, McLaren ha conseguido situarse como “la primera escudería del resto del mundo”. Este año Carlos Sainz ha cosechado el primer podium para la escudería británica desde que un tal Jenson Button consiguiera alzarse con el tercer puesto en el GP Australia 2014. Cinco años muy largos para todos los amantes de este deporte, pero parece verse la luz al final del tunel.

Sólo nos queda esperar; esperar una buena mejora de McLaren y la primera carrera del año 2020. ¿Tienes tantas ganas como yo de que llegue el GP Australia 2020?