Aparece un grafiti de Unamuno en la que fue en su casa

Se desconoce el tiempo exacto que llevaban en la puerta de la casa en la que Miguel de Unamuno nació en 1864, pero algo era seguro: ahí estaban y de ahí no se iban. Esta premisa se cumplía hasta hoy, día en el que un grafitero anónimo ha retratado al ilustre intelectual en un intento de dignificar su obra, figura y borrar las anteriores pintadas.

El Ayuntamiento de Bilbao no atendía a las peticiones de los vecinos porque según el propio Ayuntamiento se trataba de una propiedad privada que excedía los límites de lo público. Los vecinos de la calle Ronda bilbaína llevaban tiempo pidiendo una remodelación de la apariencia, una limpieza de cara del lugar que vio nacer a uno de los más ilustres vascos de toda la historia.

Al final ha tenido que ser la justicia popular representada por un artista y héroe anónimo quien ha tenido que resolver el asunto una vez más. ¿Qué pensaría don Miguel de esta gente que ensucia su casa?